Por Marcial Biageti.
Tamaño letra:

 

Como alguna vez ya lo escribimos un seguidor de esta columna nos hizo llegar este comentario: “Los últimos tres meses la tónica y la línea de los artículos tienen un hilo conductor y reitera la descripción de una situación de dificultad de la provincia”. La observación es correcta, la dificultad nos pone monótonos y monotemáticos, y arroja una primera conclusión irrefutable: Río Negro está en dificultades serias. Esta semana termina de confesarlo con todas las letras, o los números, el gobierno a través de su proyecto de presupuesto que proyecta un déficit de 2.500 millones de pesos. Nadie que conozca de estas cosas y habida cuenta de la reiterativa improvisación que caracteriza la actual administración puede tomar en serio estos guarismos. Pero se debe presumir con alguna certeza que si el gobierno admite 2.500, hay mil más que quedaron ocultos detrás del dibujo.


El jueves se cancelaron las letras que vencieron sin cuyo pago podía complicarse la colocación de nuevas. Casi mil millones volaron en un solo día, dejando la lata literalmente vacía, o lo que es lo mismo con 9 millones de pesos. Esto explica que pasaran para la semana que viene, a partir del lunes, la cancelación de sueldos de contratos a los médicos, horas extras y no se sabe cuándo los proveedores del IPROSS. Hace rato que el Alcalde de Santander arrió su bandera de pagos en términos, que oportunamente caracterizara como ignominia cuando se refería a sus pares predecesores.


El presupuesto confirma lo que muy suelto de cuerpo pronosticara Weretilneck un mes atrás: no habrá que hacerse ilusiones con obras públicas por un tiempo, ni con un bono compensatorio de fin de año. Pero no por ello disminuye el ritmo licitatorio, firmas de convenios, y presencias en actos financiados por el gobierno nacional. 73 viviendas de Cipolletti, comenzadas hace cinco años con fondos nacionales es la realización del mes del gobierno rionegrino. Las pobres viviendas deben haber experimentado temor ente los numerosos trajes oscuros del Ministro del Interior y Planificación Rogelio Frigerio, el gobernador Weretilneck, el Intendente Tortoriello, los concejales, los representantes rionegrinos de Cambiemos, funcionarios provinciales y legisladores. Un funcionario cada tres viviendas, que tardaron cinco años en terminarse. Una postal.


Salgamos de las malas. El gobierno mira con sonrisas las mediciones de imágenes de la dirigencia rionegrina que muestra al gobernador por encima de 50 puntos, lejos de eventuales competidores. Esas mismas mediciones muestran un avance del gobierno en Roca, una plaza en que la inserción del oficialismo es todo un objetivo. Al mismo tiempo son cada vez más fuertes la señales de acercamiento al macrismo de Werertilneck, en parte por la dificultad de Cambiemos en mostrar alternativas propias. Visitaron la Casa Rosada los dirigentes del radicalismo rionegrino que expresaron su satisfacción por llegar a esa instancia sin intermediarios. La delegación la integraron José Foulkes, Daniel Sartor, Miguel Martínez, Darío Berardi de la UCR y Juan Martín del PRO. Fueron recibidos por Sebastián García Di Luca, Secretario de interior, quien incorporó al ministro Frigerio para la foto final. Quejas por interferencias políticas, ofrecimiento de mano de obra desocupada con calificada experiencia en gestión de gobierno y solicitud de cargos fueron los temas de cada interlocutor.


En el PJ rionegrino las miradas vuelven sobre el pichettismo. El influyente senador fue quien consiguió la audiencia para reclamar los reembolsos del Puerto de San Antonio. Las mediciones le dan una base de vigencia provincial a Juan Manuel Pichetto, por lo que hay quienes lo ubican en las futuras legislativas. Se suma la pretensión a repetir de María Emilia Soria, que pone al sector a riesgo de derrota, con implicancias para 2019.


Desde el gobierno siguen los nombres de Alejandro Palmieri y Luis Di Giácomo. Facundo López agrega el de Pedro Pesatti, con la mirada puesta en el hueco que este dejaría, más que en la consolidación de una estrategia colectiva. La necesidad de cumplir con el cupo femenino incorpora el nombre de Nadina Díaz con un aditamento más que interesante ya que permitiría sumar un candidato de Cambiemos en segundo término cumpliendo con el pedido del macrismo. La confluencia de Juntos Río Negro con Cambiemos obligaría a doblar al segundo, en este caso un peronismo dividido. Para no descartar.


Se terminaría de esta manera una imagen bastante pobre de un gobernador que acude a Olivos, como sucedió la semana que pasó, a apoyar la Reforma Electoral sin tener nada que ofrecer desde las inexistentes bancas nacionales con que cuenta el gobierno provincial. Al Alcalde de Santander no se le mueve un pelo por la situación. Si fuera swinger caería a la sesión sin pareja, lo cual parece no representarle inconvenientes. Habría que ver qué opinan los restantes participantes.


Hubo ruido por el lado de la Reforma del Código de Procedimiento Penal. Se determinó que es inaplicable en toda la geografía provincial, siendo factible implementaron en la Circunscripción de Cipolletti. Como dirían los jóvenes, un chino, pero muy propio de esta administración. En el camino le salió al oficialismo una carambola a dos bandas, ya que la Procuradora Baquero Lazcano hasta esta semana estigmatizada por el gobierno termina de dictaminar que una reforma constitucional es la salida, con lo que los seguidores del Alcalde quedaron al borde del orgasmo, pensando en agregar los mecanismos para habilitar la continuidad del Gobernador. Esas situaciones de la política nuestra donde los hasta ayer denostados pasan a ser laderos en la ruta, y a su vez los hasta ayer amigos son ahora sospechados.


Para afrontar el año entrante que agudamente el Ministro de Economía Isaías Kremer calificó como “más duro que este” está pensando en crear un Ministerio de Licitaciones para que se ocupe centralmente de este paso con que el gobierno viene reemplazando la ejecución de las obras. Se profundizarán los dobles comandos en áreas claves para preservar amigos. En Obras Públicas hay que cuidar a Carlos Valeri, sobre todo por la caída de imagen del Intendente Gennuso en Bariloche.

 

Alejandro Echarren es virtual ministro sin cartera. Lo mismo pasa en IPROSS donde el errático Claudio Di Tella llega cada vez más tarde y regresa a Cipolletti antes, por lo que el día a día de la mutual más grande de la Provincia lo atienden Andrés Batistuzzi secundado por la Vocal Gubernamental Andrea Escudero.


Disfrutemos de los calores que anticipa el verano. Quedan 8 días para el anuncio del cronograma salarial de noviembre.

Video del día

Noticias Relacionadas