Los agricultores cuentan con nueva tecnología para mejorar la rentabilidad de los campos.
Tamaño letra:

INGRES_CUERPO_DE_NOTICIA AQUI

La necesidad de aumentar la eficacia en el proceso productivo hizo que los agricultores argentinos adoptaran nuevas tecnologías para el campo. Por eso, la utilización de pilotos automáticos evolucionó estos años en función del crecimiento tecnológico de la maquinaria.
Se creó un piloto automático con giro en cabecera, que saltea pasadas y realiza la maniobra de manera óptima. De esta forma, reduce el espacio en cabecera, por lo menos, un 33% (estos valores pueden variar de acuerdo a las formas y tamaños de los lotes, y a las maquinarias). También disminuye de tres a dos pasadas el área requerida para cumplir giros perfectos.
La maniobra de salteo de pasadas mejora considerablemente la distancia hecha sin esfuerzo. Esta metodología de trabajo puede disminuir, aproximadamente, un 40% el recorrido sin aplicación. En tan solo seis pasadas se acorta el trayecto al realizar giros de 255 a 155 metros.
El piloto automático se convierte en una herramienta de trabajo cada vez más útil, debido a su facilidad de uso, a sus amplios beneficios y a la rápida recuperación de la inversión.
 

Comentarios

Video del día