Tamaño letra:

 

No se dio. Lástima, una pena. Más allá del flojo nivel, el 2-1 circunstancial daba para soñar. Pero Francia nos pasó por arriba y nos limpió del Mundial. Y marcó el final de una generación que peleó hasta donde le dio, llegando a tres finales, sin sacarse las ganas de una vuelta olímpica y despidiéndose en octavos de final en Rusia.


Esta generación de grandes jugadores, de referentes a nivel mundial, de históricos, de tipos respetadísimos en el mundo, le dice adiós a la Selección. Con Javier Mascherano como cabeza y símbolo, luchador empedernido, metiendo lo que le dio a los 34 años y jugando como volante central. Es su cierre con la celeste y blanca, la que empezó a vestir desde antes de debutar en la Primera de River. Se fue a puro llanto, dejando todo, sufriendo como cualquier argentino.


Detrás suyo está el Pipita Higuaín (31 años), goleador tremendo en la Juve, seco en este Mundial, jugando un solo partido de titular y cerrando contra Francia en el banco de suplentes.


Y hay otros como el Kun Agüero, dos goles en este Mundial, 30 años: estrella de Guardiola en el City, íntimo amigo de Messi, nunca se pudo afirmar en las grandes citas con el seleccionado. Es crack, le faltó coronarse en la Selección. Ya dijo que está dispuesto a seguir, en caso de que lo convoquen.


También está en este grupo selecto, de cracks internacionales, Angel Di María: 30 años, estrella del PSG, el zurdo no tuvo un buen Mundial pero se destacó con el golazo del empate a Francia. Lleva años de Selección.


¿Y qué pasará con Messi, el mejor del mundo, con 31 recién cumplidos? Es crack, es el mejor, pero con la celeste y blanca no le alcanzó la nafta. Mucho dependerá de sus ganas de seguir, parece ser más decisión suya que del resto. Lo que es seguro es que éste es el final de una generación dorada de jugadores que quedó atragantada con la celeste y blanca. Una gran pena.


Y también están Biglia (ya adelantó su adiós) y Banega, otros de los "veteranos". Se va una generación que luchó, que peleó, que intentó ese título que no se da ¡desde la Copa América del 93! Si hay recambio, se verá, habrá que armar equipo, eso que nunca se consiguió en estos años. Hoy hay dolor por lo que no pudo ser más allá de tantas estrellas.


Por Mariano Dayan para Diario Olé.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas