Tamaño letra:

 

Enero está llegando a su fin y trae en su epílogo dos noticias importantes para el sector automotor: una buena y otra mala. La curiosidad es que ambas están atadas al salto del dólar de los últimos días. La positiva es que en las concesionarias aseguran que las ventas están creciendo entre 15% y 20% respecto de igual mes del año pasado. La negativa es que aumentan los precios.


La moneda estadounidense tiene un impacto muy fuerte en este mercado y su comportamiento marca el ritmo de actividad. La suba del tipo de cambio genera un estímulo para la compra de 0km, obviamente para los modelos que expresan sus precios en pesos. Es decir, más del 80% del mercado. El público con ahorro en dólares aprovecha el cambio más alto para cerrar la compra de un auto ya que se le reduce la cantidad de dólares que tiene que vender. En estos días, la escena se repitió en muchas agencias. ‘Como subió el dólar, algunos clientes que estaban indecisos respecto de la compra de algún auto, se apuraron esta semana para aprovechar el salto.

 

Directamente venían con los ’verdes’ y cerraban la operación‘ comentó el gerente de una concesionaria Fiat de la zona norte del Gran Buenos Aires.


La contracara de este fenómeno tiene que ver con los precios. El 70% de los 0km que se venden en la Argentina son importados y de los ‘nacionales‘, 75% de las autopartes vienen del exterior. Por eso la suba del dólar impacta a pleno. Ante esto, en las automotrices deben ser cuidadosos con los números para no perder rentabilidad. Tanto es así, por ejemplo, que en las concesionarias de Volkswagen recibieron ayer el adelanto de que hoy aumentarán los precios de la marca por segunda vez en el mes. La primera había sido a comienzo de enero cuando se difundió la lista oficial. Ahora, tendrá un ‘correctivo‘ que sería de alrededor del 1%. El número final se estaba decidiendo anoche. Este doble aumento mensual no es habitual que suceda y se hace para facturar en el últimos fin de semana del mes con valores corregidos. Otras marcas esperarán al cambio de mes para hacer el ajuste. Por caso, Toyota también adelantó el aumento de febrero para su gama y rondará entre 1% y 1,5%. Pero todas están atentas a la evolución del tipo de cambio para no quedar con números en rojo. ‘Son días movidos‘, reconocieron en una terminal.


De todas maneras, los precios de los 0km vienen subiendo por debajo de la inflación. Mientras que el costo de vida en 2017 fue de 25% contra un incremento de los 0km de 17%. Esto se debe a la fuerte competencia que se evidencia en el mercado por el festival de bonificaciones para la compra de autos. El incentivo que ponen fábricas y concesionarias explica el crecimiento de las ventas que hubo el año pasado y se repite en este comienzo de 2018. Es cierto que los vendedores se quejan por la pérdida de rentabilidad a raíz de la presión de las fábricas e importadores de vender como sea. El 15% o 20% que están estimando de aumento de las operaciones del mes corresponde a boletos, es decir operaciones que se están haciendo ahora y no a patentamientos de autos que se vendieron en diciembre y se registran en enero. Al respecto, como adelantó este diario, los patentamientos de enero podrían alcanzar un récord histórico al superar los 112.800 0km inscripto en enero de 2012. En cambio, las ventas (o boletos) que se están haciendo ahora pasarán a formar parte de los patentamientos de febrero. Con este comienzo, el objetivo de un millón de unidades vendidas este año parece ser posible.


El otro estímulo que tiene hoy el mercado automotor (además de la suba del dólar y las bonificaciones) es la participación de las ventas financiadas. En 2017, el 50,4% de los 0km que se comercializaron fue en cuotas (créditos o planes de ahorro).


Por Horacio Alonso.
Para Ámbito Financiero.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas