Tamaño letra:

 

El peronismo bonaerense intentará ordenar este viernes en San Bernardo las piezas de cara a 2019. La primera ronda de consultas del año arrojó un dato que despeja el escenario electoral: ni Sergio Massa ni Florencio Randazzo están interesados en postularse para la gobernación de la provincia de Buenos Aires.


La reunión del Consejo del PJ que se realizará en la costa atlántica será la primera a cargo de la nueva conducción encabezada por Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) y busca cumplir la formalidad estipulada en la Carta Orgánica del partido, una reunión por mes, requisito que no se cumplió durante la presidencia del kirchnerista Fernando Espinoza.


Se espera que confluyan todos los sectores. En representación del peronismo de Tigre, con mandato de Julio Zamora, asistirá la jefa del Concejo Deliberante local, Alejandra Nardi. El randazzismo enviará a Eduardo ‘Bali‘ Bucca.


Con Vidal ranqueando al tope de dirigentes políticos con mejor imagen, ni Massa ni Randazzo están dispuestos a inmolarse el próximo año en la provincia de Buenos Aires en medio de un escenario peronista que aparece fragmentado. Cristina de Kirchner conserva su poder de veto sobre cualquier candidato/a del PJ pero, a pesar de ser la peronista con más votos en el principal distrito electoral del país, su techo no le alcanza para garantizar el triunfo. La prueba empírica fue la legislativa 2017 donde tanto Massa como Randazzo compitieron por separado y astillaron un potencial 53% de votos panperonistas en PBA (Unidad Ciudadana 37%, Frente Renovador 11% y Cumplir 5%).


Si bien Massa y Randazzo no están dispuestos a competir contra Vidal, no descartan anotarse para una PASO del peronismo que defina el candidato a presidente.El tigrense también analiza volver a postularse para la intendencia. Mauricio Macri es un rival más cómodo que la gobernadora para enfrentar en una campaña, siempre y cuando el Presidente se anote para reelegir por un nuevo período. Además de Massa y del exministro de Transporte e Interior de Néstor y Cristina Kirchner, en el lote de presidenciables peronistas aparecen Juan Manuel Urtubey (Salta) y Sergio Uñac (San Juan). Ayer -por el miércoles- el mandatario salteño hizo pública una fuerte autocrítica sobre la falta de conducción en el PJ a nivel nacional y reclamó Primarias para definir el candidato a presidente. ‘Es el único mecanismo que impide que los que manejan los partidos políticos impongan candidaturas a dedo. El peronismo hoy no tiene ese problema porque no lo maneja nadie, es un gran caos‘, dijo Urtubey.


Sin Massa ni Randazzo en el pelotón de pre candidatos a gobernador 2019, el casillero para competir contra una eventual reelección de Vidal sería ocupado por un intendente. Menéndez ya se autoexcluyó, sin embargo y a pesar de que no lo admite en público sigue anotado Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), quien tiende puentes con todos los sectores. Recibe a Máximo Kirchner en su municipio pero no descuida el vínculo con Massa ni con la liga de ‘renovadores‘ que encabezan Gray, Menéndez y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas). Por el kirchnersimo explícito, está anotada Verónica Magario (La Matanza) quien contaría con el aval de la expresidente. Si bien la actual senadora por Unidad Ciudadana podría jugar la carta de candidata a gobernadora, ni Massa ni la nueva conducción del peronsimo bonaerense están dispuestos a apoyarla en esa aventura. Tampoco la liga de Gobernadores del PJ que apunta a ingresar en una fase superadora del kirchnerismo.


En ese contexto, la mesa de conducción del PJ bonaerense se reunirá mañana por la noche en San Bernardo para pulir lode detalles del primer encuentro del Consejo partidario del año. Además de reforzar el perfil opositor, prepararán la convocatoria al Congreso previsto para el 16 de febrero. Allí se consagrará a Espinoza como jefe de ese órgano y cubrir 32 secretarías que faltan designar.

 

Por Ezequiel Rudman para Ámbito Financiero. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas