Tamaño letra:

El 10 de diciembre del 2015, vinimos con mi equipo al Consejo Nacional de las Mujeres para hacer, para trasformar y priorizar cuestiones que eran deudas del Estado argentino hacía varios años.


En tan sólo 7 meses de gestión, elaboramos el primer Plan Nacional de Acción para la Prevención Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (2017-2019) el cual fue presentado por el Presidente Mauricio Macri el 26 de julio en Casa Rosada. Contempla 69 medidas y 137 acciones, ha sido validado por más de 50 organismos públicos de los distintos poderes del Estado y organizaciones de la sociedad civil.


El Plan viene a dar respuesta a una demanda concreta de la sociedad y del movimiento de mujeres en un país en donde, según datos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación cada 37 horas matan a una mujer por el hecho de serlo.


Vinimos para visibilizar al Consejo Nacional de las Mujeres, para jerarquizarlo y consolidar su rol como el mecanismo institucional para el logro de la igualdad de género en Argentina.


Vinimos para trabajar con la sociedad civil y con los diferentes poderes del Estado, apostando a la transversalización de la perspectiva de género en el diseño e implementación de las políticas públicas del país. Ese es el cambio cultural necesario para transformar el sistema machista-patriarcal y caminar juntas y juntos hacia una sociedad más justa e igualitaria.


Vinimos para hacer de la Línea 144, una línea gratuita de asesoramiento, orientación y contención de excelencia. Esto es: una línea para el antes, durante y después de una situación de violencia, con miras a su prevención. Vinimos para capacitar en perspectiva de género a las y los agentes de salud, educación, justicia, fuerzas de seguridad, a través de las Escuelas populares de género, del Programa Formador de Formadores y del Programa ‘Camino hacia la autonomía‘.


Vinimos para dialogar y trabajar con los distintos colectivos de las mujeres, partiendo de la premisa de que aun con nuestras diferencias, a todas nos une el hecho de ser mujeres y por ello el estar expuestas a diferentes formas de discriminación y violencias.


Trabajamos con, por y para las mujeres de todo nuestro país. Somos conscientes de que los desafíos son muchos y el trabajo recién comienza. Al mismo tiempo, hemos logrado que el Consejo Nacional de las Mujeres pase de ser un organismo de recomendación a uno hacedor de políticas de género con miras a garantizar el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Porque los compromisos políticos empiezan por la enunciación, pero sólo se concretan con la acción.


En Argentina, nos unimos para poner fin a la violencia y promover la igualdad sustantiva entre varones y mujeres. Eso estamos y seguiremos, haciendo.

 

Por María Fabiana Tuñez- presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas