Tamaño letra:

 

Si hay alguien fundamental en esta historia, ese es Don Francisco de Viedma. Nacido el 11 de junio 1737 y fallecido en 1807, este marino y explorador oriundo de Jaen, formó parte de la expedición organizada por el virrey Juan José Vértiz y dirigida por Juan de la Piedra que tenía como finalidad la construcción de fuertes y colonias en el sector de las costas patagónicas.

 

La expedición había partido de Montevideo el 15 de diciembre de 1778 y arribó a territorio de la actual provincia de Chubut, concretamente a la bahía o golfo de San José, entrante meridional del golfo de San Matías, el 7 de enero de 1779.

 

De la Piedra, estableció una guarnición que dejó al mando de Viedma a quien le encargó la construcción de un poblado el cual recibió el nombre de San José.

 

Junto con el también marino y explorador español Basilio Villarino, don Francisco de Viedma llevó a cabo varios viajes de reconocimiento por la región comprendida entre la península de Valdés y la desembocadura del río Negro.

 

El 22 de abril de 1779, Viedma ordenó el inicio de la construcción de un fuerte en la margen derecha del río Negro, al que se le dio el nombre de Mercedes de Patagones.

 

Debido a la crecida y desbordamiento del río en junio de ese mismo año, se determinó el traslado del fuerte) a la margen izquierda, donde el terreno era más elevado, el fuerte se denominó Carmen de Patagones. De esta forma, surgieron en la desembocadura del Negro dos poblaciones de parecido nombre. Esta situación se mantuvo hasta el 21 de octubre de 1878, cuando el primer gobernador de la Patagonia, Álvaro Barros, ordenó que Mercedes pasara a designarse Viedma en memoria del ilustre marino.

 

Viedma llevó a cabo otras expediciones, de entre las que destaca la organizada a la bahía de San Julián, en la costa de Santa Cruz. Con las informaciones obtenidas en este viaje exploratorio elaboró un informe, “Descripción de la costa meridional del sur, llamada vulgarmente patagónica”.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas