Tamaño letra:

 

     Con estos costos laborales es muy difícil que se genere trabajo, además fomentan la informalidad termina de afirmar el flamante sucesor de Prat Gay en el Ministerio de Economía Nicolás Dujovne. También ha fijado como metas de su tarea bajar el déficit, generar crecimiento, contener la inflación. Menuda tarea se ha puesto al hombro, algunas hasta contradictorias. Pero ganas le sobran. Veamos como arranca con las paritarias pendientes. Por de pronto piensa empatotar las provincias, que quiere decir juntar a los gobernadores para unificar una propuesta a los docentes. El tema es para una Sombrilla aparte, el de los docentes y los paros.

 

Luchas, dirían desde ese gremio. Por ahora reflexionemos sobre el papel de los gremios. Isela Constantini se fue de Aerolíneas provocando la desazón entre los doce mil empleados, y nostalgia en los gremios que la terminaron poniendo no solo a la izquierda de Recalde sino considerarla por encima de su antecesor ultra kirchnerista. Em Aerolíneas conviven unos ocho gremios. Hace un año, cuando el vuelo a Viedma desde Buenos Aires regresaba haciendo escala en Mar del Plata por acuerdo con el gremio de pilotos y el de tripulantes se debía proveer a la dotación del vuelo de seis raciones de comida caliente en la terminal de Viedma.

 

Un día falló la entrega y responsablemente el personal de Viedma anotició a Mar del Plata que por ese día los proveyeran en La Feliz, cuarenta minutos de vuelo después de Viedma. Cuando se lo notificaron al comandante respondió “no te despego el avión si no me traen ya la comida caliente como dice el acuerdo con el gremio”. Sesenta pasajeros ya habían embarcado más los que iban derecho a Mar del Plata. El avión lleno, inmovilizado por la falta de comida caliente; que tendrían en la próxima escala.


Menos mal que existe La Fabriquita en Sarmiento casi esquina Saavedra. Los atribulados, sufridos y eficientes empleados de Aerolíneas de Viedma buscaron dos docenas de empanadas de dos gustos pensando que se trataba de dos gremios distintos con preferencias diferentes, el Comandante pensó que era más jefe que nunca con su actitud cuando en realidad mostró su escasa estatura en la toma de decisiones. Como piloto, para ponerlo en observación. Una mención aparte para La Fabriquita, siempre lista en las emergencias gastronómicas, mucho más cuando están el juego los valores nacionales y populares de la recuperada línea de bandera.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas