Se cumplieron tres meses de la muerte del adolescente electrocutado en una cancha de fútbol 5. Se pidió la audiencia de formulación de cargos para el presidente del Club Racing de San Antonio y el concesionario, por homicidio simple con dolo eventual.
Tamaño letra:

 

A tres meses de la muerte de Nicolás Gutiérre, un joven de 17 años que se electrocutó con el tejido de una cancha de fútbol 5, familiares y amigos marcharon por las calles de San Antonio Oeste. Además, se produjo el pedido de la Fiscalía para la formulación de cargos contra el presidente del Club Racing de San Antonio, institución en la que ocurrió el fatal desenlace, y el concesionario de la cancha.


La fiscal Mariela Coy imputó por homicidio simple con dolo eventual a Héctor Rubén Barilá, titular de Racing, y al concesionario Paulo Sandoval por el hecho ocurrido el 23 de febrero de este año, cuando el joven falleció por una descarga eléctrica cuando tocó el alambrado perimetral de la cancha donde estaba jugando con amigos.  


Aún así, existe otro proceso pendiente, el presunto incumplimiento de las obligaciones de funcionario público contra el director de Inspección General del Municipio, que está en manos del fiscal Juan Peralta.


Respecto a la movilización, varias columnas se congregaron frente al predio de la cancha y luego se dirigieron hacia la Municipalidad local al mismo grito de justicia.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas