El legislador lo dijo tras aprobarse el proyecto de pesca artesanal que incorpora como requisito para entrar al registro contar con tres años de residencia.
Tamaño letra:


En primera vuelta legislativa fue aprobado durante la sesión del día viernes, el proyecto de ley de los legisladores del Frente para la Victoria, Javier Iud y Graciela Holtz, a través del cual se incorpora como requisito para la inscripción en el Registro de Pescadores Artesanales, contar con tres años de residencia en la provincia.


Como miembro informante del bloque del FpV, Iud aseguró que “esta iniciativa tiene el propósito de cuidar a las fuentes de empleo y los recursos naturales del Golfo San Matías. Lo que estamos buscando es privilegiar a los rionegrinos”, manifestó el parlamentario.


“Hoy la producción tiene otras aristas y es necesario pensar en un nuevo paradigma, comenzar a pensar en el pequeño comerciante rionegrino porque se ha modificado el espectro económico y comercial”, señaló Iud.


Según explicó el legislador del circuito atlántico, una de las razones por la cual la pesca está en crisis desde hace varios años es la dependencia del sector externo provincial.


Por ello muchas veces llegan a la región empresas o grupos económicos, que raudamente consiguen iniciar actividades y con la misma rapidez se retiran, dejando un verdadero tendal de deudas, e ilusiones rotas de tantos trabajadores sanantonienses.


En ese sentido, se señaló que esta Ley busca privilegiar y promover que los pescadores artesanales sean como mínimo rionegrinos, con domicilio en la provincia de por lo menos dos años. Todos nuestros proyectos legislativos de pesca persiguen consolidar un sector pesquero local conformado por nuestra propia gente.


“La realidad es incontrastable”, dijeron desde el bloque y agregaron que mientras una empresa foránea posee en vilo a más de 150 trabajadores, y el Estado debe asistir con 5 millones de pesos en créditos para abonar salarios, en nuestra ciudad una Cooperativa (como es Unión Marítima) tiene más de 60 socios cooperativos trabajando en su planta procesadora de la ciudad.


“Igual situación ocurre en cuanto a infraestructura: las diferentes empresas que operan en la ciudad alquilan (o compran de manera dudosa) plantas ociosas o cerradas, pero de nuevas inversiones nada. En cambio, hoy se construyen dos plantas pesqueras y casualmente son de empresarios sanantonienses”.


“Estoy convencido que si en 25 años todo sigue siendo igual, y la actividad va de mal en peor, ha llegado el momento de ayudar y promover la empresa y el empresario local con vehemencia y decisión”, concluyó Iud.
 

Comentarios

Video del día