Diferentes actores buscan una solución al inconveniente. El objetivo es que no perder el Espacio Incaa y que el cine vuelva a funcionar.
Tamaño letra:

Por Nelson Namuncurá.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El “Espacio Incaa – kilómetro 943 Patagones” cumple un año con sus puertas cerradas, cuestión que ha generado preocupación entre vecinos de Carmen de Patagones y funcionarios municipales, sobre todo por tratarse del histórico cine Garibaldi, todo un ícono cultural en la Patagonia.

 

Ante esta situación, Noticias dialogó con autoridades de la Municipalidad de Patagones y de la Asociación Italo Argentina de la Patagonia, institución propietaria del Teatro - Cine Garibaldi.

 

Según los datos recabados, el servicio se cortó en noviembre de 2016 cuando llegó una inspección del Incaa que aseguraba que en el organismo nacional no tenían registro de actividad de la sala maragata desde finales de 2013.

 

A raíz de esta situación, “tuve que presentar nuevamente toda la documentación, desde 2013 hasta noviembre de 2016 para que me vuelvan a dar entradas. Ahora con los trámites casi culminados estoy a un paso de reabrir las puertas”, afirmó Mauro Calabró, responsable de la concesión.

 

En el medio intercedieron, siempre durante este año, el intendente José Zara, quien mantuvo una reunión con autoridades del Incaa e incluso presentó notas en el organismo para evitar el cierre definitivo del “Espacio Incaa – kilómetro 943 Patagones”.

 

El concejal Gerardo Bari fue otros de lo que tomó la posta para buscar una salida a la situación, pero tampoco ha logrado avances.

 

La situación actual

 

Casi finalizando el año 2017 y luego de realizar gestiones por la reapertura, en la Municipalidad se llegó a la conclusión que primero hay que resolver cuestiones internas, que tienen que ver con la normalización de la comisión directiva de la Asociación Italo Argentina de la Patagonia para luego avanzar en la situación del cine.

 

Según se informó desde la comuna, por el cine lo último que se hizo fue una gestión del intendente José Zara, quien habló con autoridades del Incaa, presentó una nota, pero no hubo respuestas.

 

Para poder reactivarlo se necesita documentación que solo las maneja la gente del cine Garibaldi.

 

Preocupación e iniciativas
 

Haciendo un poco de memoria, sobre las gestiones realizadas durante el año podemos decir que a mediados de 2017 el concejal de Unión por Patagones/Cambiemos, Gerardo Bari, fue uno de los que expresó su preocupación presentando un proyecto de Resolución, que fue tratado y aprobado por el Honorable Concejo Deliberante.

 

En dicho proyecto, el edil manifestó que “se observa con llamativa sorpresa y asombro el hecho que desde hace meses se encuentran suspendidas las proyecciones cinematográficas en nuestro cine Garibaldi, el cual desde hace algunos años concentra la atención de nuestra comunidad alrededor de un hecho cultural y artístico de suma importancia como lo es el cine y sus implicancias sociales”.

 

En este marco, añadió que “en el año 2009 fue oficializado el "Espacio INCAA - Kilómetro 943, Patagones", en la sala del cine Teatro Garibaldi, perteneciente a la asociación civil Italo-Argentina de la Patagonia de esta ciudad, y que en el 2015 resulta beneficiado con la incorporación de la más moderna tecnología como lo es el sistema de proyección digital 3D”.

 

La puesta en valor de la sala cine Teatro Garibaldi como Espacio INCAA 35 mm, forma parte de la gestión e inversión compartida entre el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, el Instituto Cultural de la Provincia y la municipalidad de Patagones, constituyendo un patrimonio cultural de nuestra comunidad”.

 

Intendente José Zara


Al preguntarle al intendente José Zara sobre la situación del cine, expresó que “este tema lo he estado hablando en el Incaa, respecto al convenio que se había firmado en su momento, pero no se ha podido avanzar”.


Actualmente, “hemos estado reunidos con varios integrantes de la Asociación italiana, a quienes estamos pidiendo que armen nuevamente la comisión porque están acéfalos”, afirmó el jefe comunal.

 

Según explicó, “la persona que ha firmado el convenio con el Incaa era un integrante de la comisión, que ha dicho que va a poner en marcha el cine, pero bueno, no vemos que se avance. De todos modos he estado involucrado en este tema, al igual que el concejal Gerardo Bari”.

 

Como funcionarios municipales, explicó, “queremos poner en marcha el cine porque es un lugar recreativo importante para la ciudad, además hay equipos de mucho valor, queremos que no se tome la decisión de sacarlos”.

 

Por este motivo, “hicimos gestiones en ese sentido, para evitar que lleven el equipamiento con que cuenta el cine. Ahora esperemos que se logre la reapertura”.

 

No obstante, explicó, que lo que debería ocurrir ahora es que “la Asociación Italiana regularice su situación y haga un nuevo convenio con el Incaa”.

 

Comisión normalizadora
 

Otro de los que habló con Noticias fue Jorge Macedo, quien fuera vicepresidente de una comisión normalizadora.
“En mi caso particular era el vicepresidente de una comisión normalizadora que estaba a cargo de Rosa Spampinatto. Cuando ella renunció quedé como presidente”, afirmó Macedo.

 

En este marco, comentó que “hace un tiempo vinieron éstos chicos –por David Ibañez Batiston-, quienes se acercaron con intenciones de trabajar en una normalización, pero no se avanzó”.

 

Consultado por la situación actual de la Asociación, manifestó que “justamente la semana pasada acordamos con Nicolás Sabbatella que él será el encargado de hacer los trámites en La Plata, pero llega fin de año así que calculamos que hasta marzo del año que viene no podremos avanzar”.

 

En cuanto a la Asociación y el cine Garibaldi, comentó que el terreno donde se emplazó el edificio fue adquirido en 1830 por monseñor Fagnano. “Desde entonces el cine es patrimonio de la Asociación Italo Argentina de la Patagonia y toda su documentación está en La Plata, por eso no se puede avanzar en Personas Jurídicas de Río Negro”.

 

En este punto, explicó que “por ley el inmueble pertenece a la Asociación Italo Argentina de la Patagonina, habilitada jurídicamente en La Plata. Para que lo puede administrar la asociación conformada en Río Negro debería ser cedido, cosa que no ocurrió”, explicó Macedo haciendo referencia a las expresiones de Ibañez Batiston –ver más abajo-.

 

En otro orden de cosas, al preguntarle por el cine Garibaldi, comentó que “en noviembre del año pasado hubo una inspección, surgieron inconvenientes y hubo que hacer todo el papeleo”.

 

Asimismo, explicó que “fue Mauro Calabró quien se ha hecho cargo de todo y gracias a él tenemos los servicios pagos para el edificio del cine. Ahora él inicio los papeleos para poder habilitar nuevamente la sala, pero calculamos que hasta marzo o abril no habrá novedades”.

 

En cuanto a la posibilidad de perder la sala Incaa, consideró que “no hay riesgo porque Calabró está avanzando con la documentación que le piden. No creo que se llegue para antes de fin de año, pero el año que viene seguramente contaremos nuevamente con el cine”.

 

Por otra parte, remarcó que “los meses de diciembre y enero son los más bajos para el cine, por más que se abra es muy poca la gente que va, el cine funciona bien después de marzo”.

 

Interesados
 

Un grupo de vecinos, conformados por unas diez personas encabezada por David Ibáñez Batiston también expresaron su preocupación y pusieron manos a la obra.

 

Consultado al respecto, Ibañez Batiston comentó que “había intensiones de regularizar la situación de la Asociación, pero no llegamos a un entendimiento con los autoproclamados normalizadores. Ellos quieren conseguir la personería jurídica en provincia de Buenos Aires y nosotros en Río Negro, que fue la última que tuvo la Asociación”.

 

En este punto cabe aclarar que cuando la Asociación Italo Argentina de la Patagonia perdió la personería jurídica otorgada por provincia de Buenos Aires, una comisión inició gestiones en Río Negro y logró obtenerla nuevamente.

 

No obstante, pasó el tiempo, no hubo balances, ni reuniones anuales y se volvió a perder esa personería jurídica también. Por cuestiones de cercanía, explicó Ibañez Batiston "es mucho más fácil gestionarla en Río Negro, solamente tenemos que cruzar a Viedma".

 

Actualmente, comentó David Ibañez Batiston, “estamos parados, pero hay intensiones de volver a juntarnos, somos unas diez personas las interesadas, para ver qué se puede hacer para normalizar la situación”.

 

El objetivo central es reactivar el servicio de cine de la sala Garibaldi. “Vamos a ver qué pasa, queremos retomar las gestiones y ver si se puede recuperar el cine, por ahora estamos parados, veremos en los próximos días”, afirmó el joven dirigente maragato.

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas