Jorge Bustos, director de la histórica casa, habló acerca de las comodidades de las nuevas tecnologías. También se refirió a la relación con las escuelas y la apertura hacia los valores artísticos locales.
Tamaño letra:

 

Por Fernando Manrique
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Así como las escuelas incorporaron los contenidos digitales a sus currículas, los cines debieron adaptarse a las nuevas tecnologías para seguir proyectando las películas del momento y los diarios tuvieron que crear su propio portal Web para no quedarse atrás con las noticias; las casas de preservación de la historia también necesitan dar respuestas acordes a estos tiempos. La digitalización de los documentos ya no es una opción y en el Museo Histórico Regional Emma Nozzi, del Banco Provincia de Buenos Aires, bien lo saben.


Jorge Bustos, director del Emma Nozzi, habló con Noticias sobre la digitalización de los archivos y expresó: “Ya no se puede no incorporar tecnología, de la misma manera que barremos, atendemos al público o hacemos cualquier otra cosa, la tarea de digitalización de los archivos es fundamental, porque vos tenés la obligación de seguir incorporando cosas”.

 


 Respecto a las comodidades de tener los documentos a un sólo click, nombró las facilidades que tienen los investigadores que necesitan recursos de la casa y el vínculo más estrecho con las escuelas.


En este sentido, el coordinador de las tareas en la sala de la calle J.J Biedma dijo: “La digitalización es una opción de espacio y segundo es la puesta en valor de ese patrimonio, porque nosotros ya estamos completando la colección de periódicos del siglo XIX. Hay investigadores que están haciendo sus tesis doctorales en Estados Unidos y reciben de parte nuestra, no tienen ni que moverse del lugar en donde están, reciben un DVD. El investigador del Comahue que está en Neuquén antes tenía que venir y comerse un mes acá, con fondos muy escasos, y cómo te agradecen cuando les das un CD y están en sus casas trabajando”.


En la misma línea, el hecho de tener almacenados en formato digital los registros de larga data permite un cambio de paradigma: que las escuelas dejen de ir al museo y que el museo vaya a las aulas. Bustos ilustró ese avance y marcó: “La digitalización nos permite llegar a las escuelas, porque hay periódicos del siglo XIX que los estamos sosteniendo con un dedo, que se autodestruyen, y no se los podés dar a los chicos. El chico ahora lo tiene ahí, se lleva el DVD a la casa, a la escuela y lo trabaja. Verdaderamente ponés en valor la documentación”.


Así los pequeños pueden interiorizarse de la gesta del 7 de marzo de 1827, conocer la vida y obra del comandante Luis Piedra Buena o leer la rica historia
de la Escuela Normal Popular de Viedma fundada en 1917, desde sus propias pantallas.


Otra manera de educar

 


Bustos recordó que en otros momentos los maestros salían con sus alumnos y daban un paseo por el Emma Nozzi. Tocaban objetos, hacían miles de preguntas sobre aquello que les despertaba curiosidad y apuntaban fechas, nombres o frases. Hoy en día, el director del museo explicó que para que las escuelas realicen una visita guiada deben pasar por cuestiones de protocolo como las firmas de autorización de cada padre, que asistan tres adultos como acompañantes y que se eleve un proyecto, entre otros puntos.


Por lo expuesto, a modo de simplificar las tareas y que los alumnos de escuelas primarias y secundarias tengan una experiencia diferente, el propio museo se dirige a las aulas.


Además, recientemente se lanzó una página Web -emmanozzi.org-, que aún está en proceso de configuración, en la cual se hace un relevamiento de los distintos períodos históricos, las obras de relevancia que están en la sala y los proyectos en carpeta.


Bustos ponderó: “Tenemos mucho material preparado, creo que va a ser una de las mejores páginas del país, con muchos links, con muchos materiales en PDF para los docentes, con imágenes. Por ejemplo, uno dice que Internet tiene muchísima información, pero justamente hay toneladas de basura y hay que seleccionar. Nosotros le damos al docente, al alumno, materiales que sepan que están buenos”.


Añadió en el mismo marco: “Nosotros salimos a preguntarle al docente qué le hace falta, no es que nosotros venimos con una idea loca de un proyecto, sino que vemos qué se está haciendo y vemos en qué los podemos ayudar”.


Museo activo

 


El Emma Nozzi no sólo sale a los establecimientos educativos, sino que también tiene una apertura para acoger a los valores artísticos locales, con la intención de que grandes y chicos puedan disfrutar de un colorido número y que no se queden sólo con los objetos históricos.


Entre los espectáculos que se han brindado en 2017 y podrán seguir disfruntándose este año se destacan las recitaciones del payador Ángel Etcheleiner, muestras plásticas, ilustraciones de dibujantes locales y shows de titiriteros para los niños. “Nosotros tratamos de que el museo no esté encasillado con ningún grupo, si alguien hace tango tradicional u otro grupo hace tango mezclado con jazz puede venir, con el folklore pasa lo mismo, mostramos el folklore tradicional y artistas jóvenes de alto valor que hacen fusión, también hay espacio para el cine y las artes visuales”.
 

Un poco de historia

 


 El Museo Emma Nozzi nació en julio de 1951, por una iniciativa del entonces intendente de Patagones, Carlos Tessari, quien la nombró como directora a Emma Nozzi. Por ese entonces la casa se llamaba Francisco de Viedma, en homenaje al fundador de las ciudades de la Comarca.


 Bustos rememoró que la Argentina vivía en una profunda grieta y todo se politizaba, razón por la cual Tessari pensó en que el museo sea mitad municipal y la otra mitad privada. “Él se cuidó siempre de no aparecer para que no haya resquemores, así que los vecinos tuvieron toda la confianza y donaron muchísimas piezas, eso fue lo impactante, se generó un clima de confianza y hubo una gran generosidad de la gente. Muy rápidamente el museo tuvo un patrimonio muy importante”, resaltó Bustos.


En 1952 se trasladó a la planta baja municipal hasta el año 1987. Luego, con los rumores del traslado de la capital a estos pagos el museo pasó a manos del Banco Provincia de Buenos Aires. Al respecto, Bustos planteó: “Muchos vecinos y nosotros mismos nos preguntábamos ¿adónde va a ir a parar este patrimonio? Era una incógnita, no se sabía. Y eso no era muy tranquilizador”.


Sin embargo, aseveró: “Con el banco el museo alcanzó una escala que jamás podría haber alcanzado en la órbita municipal, porque en realidad cuando uno ve la superficie que abarca los tres edificios y cuando se ve la sofisticación de los sistemas de seguridad es un museo de más de escala de una ciudad de 200 o 300 mil habitantes, no de una pequeña ciudad”.

 


“Cumplió otra cuestión del Estado provincial, que Patagones ante una economía crónicamente deficitaria por el monocultivo triguero, una economía marginal con severos problemas estructurales, el turismo cultural aparecía como una de las perspectivas que se podía ver para todo esto. Allí la entonces vicegobernadora de Buenos Aires, Elva Roulet, dijo que había que mejorar el Casco Histórico, que era una zona por completo deprimida, había algunas luces en algunas esquinas, aguas servidas en las calles de tierra, inquilinatos, casas ocuapadas, era el lugar más deteriorado de Patagones. Ese deterioro tenía que ver con que el puerto dejó de existir, toda la vida económica y social que rodeaba eso se fue yendo”, detalló el director.


Desde esa idea de Roulet se embelleció el Casco Histórico de Patagones y la casa más derruida de la cuadra se llenó de luces, convirtiéndose incluso en una guía para quienes cruzaban el río Negro en lanchas. “La Provincia a través del banco desarrolló una política muy enérgica de concientización de los vecinos, se trabajó junto con el Municipio, se hizo una planta elevadora de líquidos cloacales para erradicar los pozos ciegos, se comenzó la repavimentación, todo una cantidad de servicios para poner en valor eso que era una tapera y hoy el museo sigue siendo del banco”.  

 

Comentarios

Video del día