Efectivos de la Comisaría 30 del barrio Guido derribaron la puerta de un departamento y rescataron a una mujer de avanzada edad, a punto de ser alcanzada por las llamas.
Tamaño letra:

Muy fresca aun en la retina de los ciudadanos está la tragedia del barrio Zatti, ocurrida el jueves de la semana pasada y por la cual, los ocho integrantes de una familia perdieron la vida.


Pese al poco tiempo transcurrido y a la visibilización del tremendo caso, la semana que termina lo hace con la reiteración de incendios en propiedades, y con riesgo de vida para sus ocupantes.


En horas de la madrugada de ayer, un hecho de estas características se desató en un departamento del barrio Guido de la capital rionegrina.


Vecinos alertaron a la Policía y a los bomberos que de la vivienda situada en el tercer piso del la Escalera 34, salía un denso humo que hacía presagiar de un incendio.


Efectivos de la Comisaría 30 del mismo barrio rápidamente se dirigieron al lugar, y por relato de un testigo, se informó sobre la presencia de una persona de avanzada edad dentro del inmueble.


Sin esperar la llegada de los Bomberos, se procedió a derribar la puerta y a retirar a una anciana de 80 años, que se encontraba en estado de inconciencia producto de la inhalación del monóxido de carbono, aunque afortunadamente no había sido alanzada por las llamas.


La mujer fue derivada al hospital Artémides Zatti, donde se le realizaron maniobras de compensación, y se encuentra fuera de peligro.


Los bomberos al barrio Guido llegaron y lograron sofocar las llamas antes que se declare el incendio por completo, aunque las pérdidas materiales son cuantiosas.


Se estima que el fuego se inició a consecuencia de fallas eléctricas dentro del inmueble, conexiones precarias.

 

Casillas
Dos casillas se vieron consumadas por completo en un siniestro registrado en horas de la madrugada del pasado día miércoles.


Según se informó, minutos antes de las 2 de la madrugada, se produjo un incendio en dos casillas ubicadas en las tomas del barrio San Clara, entre las calles Pomona y Schieroni.


Arribaron al lugar inmediatamente una dotación de bomberos, policías, médicos a modo de prevención, Criminalística y el fiscal Guillermo Ortiz.


Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún herido.


De acuerdo a lo señalado, se trataban de dos casillas de cantoneras y chapas de zinc que se incendiaron por un desperfecto eléctrico, debido a las conexiones precarias.


A su vez, se consultó a vecinos del lugar sobre el hecho y nadie pudo aportar datos de quienes viven en las casillas, solo que han visto a jóvenes en forma circunstancial. 

Comentarios

Video del día