Sigue siendo alto el riesgo por nuevos focos. Nuevas normativas obligan a propietarios de campos a tomar medidas preventivas que impidan el avance del fuego forestal. Pocos han intervenido de acuerdo a la ley y la preocupación va en aumento.
Tamaño letra:

Por Silvano Eric Rosso

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Avanzado el mes de enero y con pocos casos de incendios forestales registrados a la fecha, la alerta por la generación de siniestros de esta naturaleza sigue vigente, al igual que la preocupación de productores, vecinos y autoridades por el estado de situación de los campos, caminos y espacios comunes dentro de las ciudades.


Más allá de esta preocupación, que obliga a mantenerse atentos ante cualquier suceso de estas características, vale destacar que este verano, en nada se parece al vivido en los meses de diciembre de 2016 y enero de 2017, con acontecimientos desgraciados en cercanías de la capital provincial, y en localidades rionegrinas como Conesa y Río Colorado; además de otras localidades argentinas en provincias como La Pampa, Buenos Aires y Córdoba, entre otras.


Para graficar aquellos sucesos y compararlos con la situación actual, vale recordar que hace poco más de un año la gravedad era tal que el gobierno de la Provincia tuvo que salir a requerir ayuda exterior, y llegaron a Viedma aviones hidrantes que colaboraron en la lucha a cuerpo que habían iniciado el personal de Bomberos, Policía, Defensa Civil y productores afectados.


La zona arrasada es ubicable entre los kilómetros 14 y 17 de la ruta Provincial 1, camino a El Cóndor, aunque focos de enorme intensidad también se registraron en inmediaciones del ingreso al balneario en varios campos ubicados en el sector conocido como La Cuchilla. También en la vecina ciudad, en el tramo que une a Carmen de Patagones con la Villa 7 de Marzo, y otros lugares como Stroeder, Villalonga y Bahía San Blas.


Actualmente, han sido infinitamente menores los focos iniciados, todos controlados rápidamente, tanto en Viedma como en Patagones, en el marco de una intensa campaña de concientización para que no vuelvan a ocurrir los hechos ya descriptos.


De todas formas, las autoridades consultadas aseguran que el riesgo sigue siendo alto, y alertan que gran cantidad de propietarios de campos no realizaron las tareas que les son propias, y que están contempladas en nuevas leyes, leyes que surgieron a consecuencia de los hechos de hace poco más de un año y que mantuvieron en vilo a la comunidad.

Los acontecimientos vividos en diciembre de 2016, en campos cercanos a la ciudad y en otros puntos de la provincia, obligaron a incrementar la legislación para contar con mayor cantidad de herramientas que permitan afrontar situaciones naturales de estas características


Para ejemplificar (ver recuadro aparte), la normativa exige a los propietarios o arrendatarios de campos, efectuar acciones concretas a fin de prevenir incendios, tales como la realización de picadas perimetrales, la adecuación de estas picadas a los estándares determinados, la apertura de picadas donde las mismas no existan, además de la limpieza de los alambrados perimetrales existentes en la zona rural.


Es allí donde radica la preocupación, porque según observaciones realizadas durante el mes de diciembre de 2017 y lo que va del mes de enero de 2018, muy pocos han hecho de esta normativa letra viva, y por ello el riesgo sigue siendo muy elevado.
 

Dos de los hechos fundamentales sucedidos a mediados del año pasado fue la conformación de una Central Operativa y la sanción de la Ley de Manejo del Fuego en la Zona del Monte (Ley Nº5243).


Estos hechos arengaron la presencia del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales -Splif- en General Conesa, a fin de trabajar todo el año en la prevención y en las tareas de concientización, y para poder atacar con brigadas especiales los fuegos que se generan en el sector Este del territorio rionegrino.

Para esta nueva Central, el Gobierno de Río Negro adquirió el año pasado las instalaciones de la ex empresa Flavors, acondicionándola para su funcionamiento. También dispuso la contratación de 25 agentes capacitados en respuesta y operación ante incendios, y la compra del equipamiento necesario.


Cabe destacar que en octubre de 2017 Río Negro adhirió en todos sus términos a la Flamante Ley Nacional 27.287, Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) de Protección Civil, con énfasis la gestión integral del riesgo y en el abordaje interministerial de las emergencias, coordinados por la Defensa Civil.

 

Acciones urbanas
Más allá de las campañas de concientización, en Viedma se realizaron acciones preventivas, como el desmalezamiento y limpieza de sectores comunes, donde suele crecer la maleza.


Además, se intimó a los propietarios de terrenos baldíos a efectuar la limpieza y desmalezado, tanto en Viedma como en El Cóndor, a fin de evitar males mayores.


Según se informó oficialmente, se hicieron intervenciones en las calles 101 y 103 del barrio Gobernador Álvarez Guerrero, en toda la extensión de la calle 2 que incluye los barrios Lavalle, Mi Bandera y 22 de Abril; sobre la calle 30 en los sectores lindantes al complejo penal federal; en varios puntos de la ruta Provincial 1 entre los barrios Parque Independencia, Álvarez Guerrero, Las Flores, Gobernador Castello, Currú Leuvú y Los Fresnos; en el ingreso al barrio Lavalle por calle 20; entre otros sitios.

Más allá de las mayores herramientas con las que hoy cuentan las áreas de Defensa Civil y las intensas campañas de concientización, el riesgo por el seguimiento de incendios forestales es alto, debido en gran parte al estado que presentan los campos


También se trabaja periódicamente en tareas de limpieza y desmalezamiento de la Costanera, principalmente en los sectores habilitados para balneario y recreativos.
Antes se realizaron tareas de limpieza y desmalezamiento en otros sectores de la ciudad, principalmente en los espacios comunes de los denominados barrios Fonavi.


El objetivo es el de mantener la higiene del lugar, y el de concretar acciones preventivas necesarias en esta época del año.


La Municipalidad dispuso el uso de tractores y moto guadañas en barrios Guido, Ina Lauquen y Parque Independencia.


Además, se trabajó en el Centro Idevi y en la barrera forestal de la Costanera Norte.

 

Entre la naturaleza y el accionar humano

La enorme mayoría de los incendios surgen a consecuencia de la mala conducta humana.

 

Pero en honor a la verdad, vale decir que varios de los focos surgidos hacia el 20 de diciembre de 2016, que después se propagaron afectando miles de hectáreas, se iniciaron a raíz de una extraña tormenta seca, con la caída de decenas de rayos pero sin una sola gota de lluvia.

 

Alcances de la ley de Manejo del Fuego en la Zona del Monte


La ley de Manejo del Fuego en la Zona del Monte (Ley Nº5243) permitió contar con mayor cantidad de herramientas para erradicar el peligro, y aumentar los elementos legales para obligar a vecinos y productores a que tomen también ellos medidas preventivas.


El artículo 3 establece que la autoridad de aplicación de la presente ley es el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Provincia de Río Negro, que puede requerir la intervención directa de otros organismos estatales, entidades públicas o privadas y organizaciones no gubernamentales, como así también delegarle atribuciones específicas.


El artículo 6 establece las atribuciones del ministerio, como autoridad de aplicación:
* Realizar campañas de concientización, capacitación y difusión de información que sea útil para la prevención, control y combate de los incendios.
* Desarrollar, promover, organizar o auspiciar los estudios técnicos apropiados para conocer el comportamiento del fuego.
* Evaluar la peligrosidad de posibles incendios y cuando hayan concluido, los daños que los mismos hubieren causado.


La ley, en su articulo 8, establece que “Es obligación de los propietarios, arrendatarios, aparceros, usufructuarios u ocupantes a cualquier título de los inmuebles en cuestión, realizar las acciones preventivas como las de realizar la apertura de picadas donde las mismas no existan, efectuar la limpieza de los alambrados perimetrales existentes” (...).

El Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales -Splif-, muy conocido por su accionar contra los incendios de bosques en la zona Andina, habilitó un espacio en el sector Este y de la costa, a fin de trabajar todo el año en la concientización y en el ataque inmediato del fuego


La normativa, en su artículo 14, permite intervenir directamente a las brigadas de socorro en los campos afectados, si es que antes no obtiene permiso de ingreso.


“Los sujetos mencionados en el artículo 8º ( propietarios, arrendatarios, aparceros, usufructuarios u ocupantes a cualquier título de los inmuebles en cuestión) tienen la obligación de permitir el libre acceso a sus predios al personal que en cada caso actúe en tareas de control y combate de siniestros, bajo las órdenes de la autoridad de aplicación u otra autoridad administrativa o policial competente en el caso concreto. En caso de negativa injustificada o ausencia, y habiéndose agotado todas las instancias, los funcionarios actuantes quedan facultados para ingresar a los predios involucrados en las tareas de combate del siniestro”, dice el apartado décimo cuarto.


Agrega el artículo 15: “El personal que realice tareas de control y combate de siniestros dentro de los predios de los particulares, se encuentra facultado para realizar todos los trabajos que resulten necesarios para su control y combate en consecuencia, con las prácticas habituales que en cada caso sean convenientes”. 

 

Medidas preventivas para reducir los riesgos

El Municipio recordó que ante la llegada de la temporada estival y los calores extremos que en la actualidad se registran, es necesario tomar medidas preventivas a fin de evitar incendios en lugares de espacios abiertos.


Entre las más básicas: no arrojar colillas de cigarrillos en espacios abiertos, evitar el transporte de combustibles inflamables y no hacer fuego en lugares al aire libre.


A los veraneantes se les aconseja evitar la quema de residuos en los domicilios donde pasan las vacaciones.

 

Asimismo, para los que prefieran acampar, se recomienda conocer las vías de evacuación del camping en caso de incendio, y se solicita evitar la realización de fuegos o a una distancia mínima de cinco metros de carpas o vehículos.

 

En este sentido, también se sugiere a los vecinos mantener limpios los predios y tener máxima precaución en todas las acciones que tengan relación con la manipulación de fuego.


Además, se recomienda desmalezar el predio y los alrededores de la vivienda, mantener limpia la forestación, extraer restos de poda, limpiar y desmalezar alambrados internos y linderos, evite acumular materiales de fácil combustión, mantener los caminos secundarios e internos limpios para fácil acceso, no generar quema de residuos, restos de poda, rastrojo y malezas.

 

Para prevenir incendios en el campo o monte, se recomienda prender el fuego sólo en lugares habilitados, como hornos y fogones, no desatender el fuego y contar con agua suficiente para apagarlo.


Asimismo, revisar el lugar antes de marcharse por si quedaron brasas prendidas.

Comentarios

Video del día