Los números cierran, pero no el modo de aplicación. Los sindicatos locales insisten en achicar los plazos de incremento salarial. Mañana se reúne la Mesa de la Función Pública.
Tamaño letra:

Viedma. Tras la caída de la ordenanza que establecía la negociación salarial en paritarias y fuera del ámbito municipal, los gremios que representan a los trabajadores de la Municipalidad de Viedma y el Poder Ejecutivo, avanzaron en una propuesta que resulta satisfactoria para la mayoría de los empleados, pero que se encuentra trabada en torno a la aplicación escalonada de los incrementos ofrecidos.

 

Esta semana que comienza podría resolverse la cuestión para que, en el ámbito de la Mesa de la Función Pública, se firme el acuerdo de incremento salarial para todos los trabajadores municipales, con la cláusula que ya viene siendo aplicada por el Municipio qué implica reajustar los haberes de forma ascendente, si es que la inflación es superior a la calculada.

 

El desentendimiento por ahora radica en la aplicación del incremento. La Municipalidad achicó los plazos y prevé el último aumento en el mes de septiembre, con diferencias entre las categorías que más ganan y aquellas que ostentan los salarios más bajos.

 

La representación sindical insiste en que el aumento se aplique para todas las categorías por igual y antes de la finalización del primer semestre.

 

La última propuesta del Ejecutivo
El Ejecutivo municipal y los gremios Soyem y UPCN se reunieron el martes de la semana pasada en el marco de la Mesa de la Función Pública.

 

En este nuevo encuentro, el Ejecutivo realizó una oferta superadora a la propuesta anterior, acortando los plazos del incremento salarial.

 

De esta manera, se propuso sumar a las oferta salarial del 21 por ciento, una suma fija de dos mil pesos, a abonar en el mes de abril, por planilla complementaria.

 

Esta suma fija incluye a todo el personal municipal: planta permanente, cargos jerárquicos, contratados y docentes; estos últimos en proporción a la carga horaria.

 

Para las categorías 5 a la 16 de planta permanente, docente y contratados, la propuesta fue de un incremento salarial del 10, 25 por ciento en el mes abril, 3,5 por ciento en el mes de agosto, 3 por ciento en septiembre y 3 por ciento en noviembre.

 

Para las categorías 1 a la 4 de planta permanente y cargos jerárquicos, la propuesta fue de un incremento salarial del 5 por ciento para el mes de abril, 5 por ciento en junio, 3, 5 por ciento en agosto, 3 por ciento septiembre y 3 por ciento en noviembre.

 

Todas estas sumas señaladas son en blanco y acumulativas al salario básico.

 

Así, el salario mínimo municipal pasará de 8.741 a 10.584 pesos para el mes de noviembre.

 

Respecto al salario familiar, de 1.103 pesos pasará a 1.246 pesos, según lo indica la normativa nacional.

 

La propuesta incluye la cláusula de que el acuerdo sea revisado el mes de septiembre, según el proceso inflacionario.

 

La Mesa de la Función Pública pasó a un cuarto intermedio para mañana martes 18 de abril, a las 18 horas.

 

La contrapropuesta
Conocida la propuesta del Ejecutivo y trasladada la misma a las bases, los gremios presentaron una contrapropuesta que tendrá respuesta en la audiencia de mañana.

Pidieron que el primer aumento, de 10.25 por ciento, sea retroactivo al mes de marzo, y no desde abril como ofreció la Municipalidad.

 

Además, solicitaron que la segunda cuota de cinco por ciento sea en el mes de mayo, y la restante del mismo valor en agosto, sin diferenciación de categorías, y respetando la suma fija de dos mil pesos ofrecida.
 

Comentarios

Video del día