Una multitud agradeció la velada acompañada con la música coral.
Tamaño letra:

Decenas de personas disfrutaron de una noche singular en la renovada Plaza Alsina, con la primera edición de la Misa Criolla en Viedma.


Más de 180 voces de la capital provincial y de otros puntos del suelo rionegrino brindaron un repertorio único en un escenario montado frente al Concejo Deliberante, en la calle Buenos Aires.


La multitud lo agradeció y aplaudió con fervor cada una de las piezas corales.


El evento fue organizado por la Sede Atlántica de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) y el Concejo Deliberante de Viedma.

 

Intervinieron el Coro Municipal de Dina Huapi, la Coral Voces del Sur de Bariloche, el Coro Municipal de Viedma, el Coro del Centro Cultural Ítalo-Argentino, la Coral Cantar es del Viento, el Coro del Bicentenario y la Coral del Río Negro junto a Roly Pérez, Iara Cuervo y Georgina Herrera.

 

Participaron además los músicos Federico Tello (solista), Gustavo Ferraiuolo y Héctor Herrera (guitarras), Sandro Martínez (charango), Hernán Pérez Huezó y Georgina Barrionuevo (piano), Sebastián Lefiú (percusión), Juan Silva (bajo) con la Puesta Escénica del Maestro Martín Sánchez y la Dirección General del Maestro Aníbal García.


La misa criolla, compuesta en el año 1964 por el pianista santafesino Ariel Ramírez, uno de los mayores exponentes del folclore argentino, es un monumento musical en el cual se recrean los cinco segmentos de la liturgia católica -Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus y Agnus Dei- en ritmos de baguala, vidala, carnavalito, chacarera y estilo.

 

Video

 


 

Comentarios

Video del día