Facundo Díaz Maidana será el representante local en la próxima edición del Festival de Cosquín, pero más allá de ello, proyecta su carrera que parece no tener techo y que ya se pudo desplegar en diferentes países. 
Tamaño letra:

 

Por Mariano Herrera
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es raro pero a veces pasa que por ejemplo a un futbolista no le guste mirar fútbol y solo le preste atención para lo que tiene que ver con su tarea. Puede que ocurra con otras profesiones, pero aún así suena raro.


En el caso de la música, más extraño aún. Imaginemos si a un cantante de tango no le gustara escuchar los clásicos de ese género o que un músico de rock no tenga los discos de las bandas más importantes.


Sin embargo en Viedma tenemos uno de esos casos y sorprende porque su meta es vivir de lo que le gusta.


Se trata de Facundo Díaz Maidana, nacido en Villa Regina pero radicado hace algunos años en la capital provincial.


Él baila folklore, tiene 23 años y Noticias lo contactó debido a que fue nuevamente elegido para representar a Viedma y a Río Negro en el próximo Festival de Cosquín.
Pero más allá de ese destacable hecho, durante la entrevista surgieron cuestiones interesantes que hablan de la carrera de Facundo y de lo que se viene para la misma.


El tema es que Facundo no escucha folklore, a la hora de la música prefiere escuchar rock, pop, otros ritmos pero no justamente folklore que es la música que lo hace brillar en los escenarios.


Obviamente tiene su sentimiento y muy grande hacia el folklore, pero se ve que cuando hay que descansar o distraerse, en el parlante suena otra cosa.


En cuanto al baile, empezó en Las Grutas donde hizo la escuela primaria y también la secundaria ‘arranqué desde muy chico, a los siete años más o menos‘, cuenta Facundo quien visitó las instalaciones de Noticias de la Costa para la entrevista.


Según comentó, en Viedma baila la mayoría de las veces en El Cardo Ballet mientras que su especialidad, explicó, refiere a la parte más estilizada de la danza folklórica ‘es para lo que estoy más dedicándome que es lo que por ahí sale más al exterior. Por ejemplo me sirvió bastante este año que fui a bailar a España‘.


Detallando sobre dicha especialidad, señaló: ‘La parte tradicional básicamente sería todo lo que está basado en los libros, no tiene modificación ni nada, tiene una manera básica de bailarse y no se puede modificar. Tiene que ser tal cual está en los libros.


Y la parte estilizada, vos lo podés hacer más espectáculo, ya quieras hacer boleadoras, bombo, mandarlo donde vos querés. Es hacerlo más espectáculo. Tiene más contemporáneo, tiene bastante de otras ramas‘.

 

Su tercer Cosquín
La primera vez que Facundo participó del Festival de Cosquín fue en 2012 representando a Choele Choel ‘Ahí fui a competir en realidad y ahora la del año pasado que fui con Micaela Gorosito. Nos fue muy bien, muy lindo, estuvo bastante bueno, es una gran experiencia y es algo que por ahí deberían intentar los chicos‘.


El mecanismo para poder ser parte de la delegación rionegrina es, dijo Facundo, a través de una convocatoria que se realiza mediante Cultura provincial. Los postulantes envían un curriculum y un video en el que se encuentren bailando ‘ya sea en pareja, solista o ensayando. Después avisan por la página del Ministerio quiénes son los seleccionados‘.

 


Mediáticamente lo que más resuena de cada Cosquín son los cantantes pero dentro de la grilla figura una noche en la que las provincias pueden difundir su parte turística. ‘Lo que hicimos nosotros el año pasado fue mostrar de todo un poco, lo que era la cosecha de manzanas, pesca, de todo un poco lo que tiene Río Negro‘.


El hecho de ser parte de Cosquín genera lazos, redes y que músicos y productores conozcan artistas de todo el país ‘Para uno mismo es algo grande estar ahí en Cosquín. A mí el año pasado por ejemplo me abrió poder irme de giras a otros países, así que ayuda bastan. Fui con una compañía de General Roca a mediados de julio. Estuve por Murcia, Segovia, Madrid. Un profesor me propuso armar una gira‘.


Es así que Facundo está bien catalogado en lo suyo. ‘Siempre hay que estar constantemente capacitándose porque obviamente el folklore como todas las otras danzas va evolucionando. Y hay muy buenos bailarines, así que si uno quiere estar a la altura tiene que esforzarse‘.


Por Río Negro van a ir a Cosquín representantes de otros sectores de la provincia que también cuentan con un muy buen nivel

 

‘La mayoría de los que conozco son muy buenos bailarines, hay algunos que han ido varias veces a competir a Cosquín, hay gente también de mucha más trayectoria, gente más grande. El año pasado fuimos con los ganadores de Cosquín que son los Bustos - Cisterna y nos daban algunas charlas, algunos tips como para mejorar lo que ellos hacen que es la tradición nuestra de algunas danzas‘.

 

Estudiar para vivir del folklore
Facundo Díaz Maidana representará a Viedma y a Río Negro en sí en el Cosquín pero habrá que ver cuándo podrá volver a hacerlo ya que su futuro lo ubicará en Capital Federal. 

 


El joven tuvo la posibilidad de volver a visitar otras partes del mundo para ir a bailar pero priorizó su objetivo más cercano ‘Este año me había salido ya una propuesta para el año que viene pero no voy a poder participar. Yo lo que tengo planeado es irme en febrero a Buenos Aires la Universidad Nacional de las Artes a estudiar la Licenciatura en Folklore. Me habían hecho la propuesta de irme a bailar a Londres, Italia y Turquía pero es algo que tengo que dejar aparte para ir a hacer la Licenciatura‘.


Nos sorprendió la decisión de desechar el viaje, pero en ese sentido explicó: ‘Yo lo que quiero por ahora es tener los estudios para después sí poder hacer todo libremente, tener un trabajo estable y que pueda juntar la plata para irme‘.


La Licenciatura en Folklore amplía el espectro laboral en por ejemplo docencia, coreógrafo, eventos, actos tradicionales y hasta una mención en tango.


La idea de Facundo es vivir del folklore. ‘Mucha gente vive de esto, se puede vivir de esto. La idea es poder vivir de lo que a mí me gusta que es la danza, en mi caso me gusta más bailar que enseñar por ejemplo, pero tengo que aprender las dos partes‘.

 

De familia
El sentimiento hacia el folklore viene heredado ya que el papá de Facundo es profesor ‘y desde chico siempre daba clases entonces yo iba como para acompañarlo, siempre iba con él. Un día arranqué, me gustó y le seguí dando. Era todos los sábados y domingos a las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde estar bailando. También traíamos coreógrafos que son de Buenos Aires para que nos den capacitaciones así que era un esfuerzo que por ahí hacían mi papá y mi mamá entonces quería aprovecharlo al cien por cien‘.

 


Un hermano suyo también baila al igual que casi toda su familia ‘Mis padres, mis primos, mis tíos, somos como una familia de folklore‘, resaltó el joven que se va para Cosquín, estudiará en Buenos Aires y quién sabe si no se lo verá por distintas partes del mundo bailando folklore.

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas