Se trata de un analizador de carbono de última generación que permitirá analizar la fertilidad de los suelos de las tierras productivas de la Norpatagonia.
Tamaño letra:

 

Llegó al Centro Universitario Regional Zona Atlántica (CURZA) un analizador de carbono de última generación que permitirá, entre otros usos, analizar la fertilidad de los suelos de las tierras productivas de la Norpatagonia.


 Este instrumental forma parte del aporte que realiza la Universidad Nacional del Comahue a la Unidad Integrada para la Innovación del Sistema Agroalimentario (UIISA) que integra junto Universidad Nacional de Río Negro, el INTA, el IDEVI y la provincia de Río Negro.


La vicedecana del CURZA, Gabriela Aschkar, mencionó que fue adquirido con fondos propios, generados por los servicios a terceros que presta la Universidad. Aschkar agradeció especialmente las gestiones que realizaron el rector, licenciado Gustavo Crisafulli, y el secretario de Extensión y responsable de la fundación FUNYDER, Mg. Gustavo Ferreyra, que estuvieron a cargo de las gestiones para adquirir el equipamiento.


El instrumental será de gran utilidad para muchos proyectos de investigación que se desarrollan en la Universidad del Comahue y, en un futuro cercano, en la Unidad Agroalimentaria.


También será un aporte a los productores, que podrán conocer de manera certera la fertilidad de sus suelos. “Abre un panorama importante, es una inversión que va a producir un importante bien social”, afirmó.


El analizador de carbono será instalado temporariamente en el laboratorio del CURZA, hasta tanto se construyan los laboratorios de la UIISA en el IDEVI.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas