Lo hizo a través de talleres en escuelas rurales cercanas a Viedma.
Tamaño letra:

 

Un equipo de profesionales y alumnos de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) realizó una campaña de divulgación en escuelas rurales del Valle Inferior rionegrino, con el objetivo de concientizar a las comunidades educativas sobre la transmisión y prevención de las enfermedades zoonóticas más importantes en esta zona.

 

Esta iniciativa se enmarcó en proyectos de investigación y extensión vinculados al estudio de ese tipo de enfermedades infecciosas y parasitarias en fauna silvestre, que podrían trasmitirse a las personas por diferentes vías. Las enfermedades zoonóticas son la trichinellosis o triquinosis, hidatidosis, brucelosis y leptospirosis.

 

 

El proyecto buscó sensibilizar sobre estos riesgos a docentes y alumnos de escuelas rurales, para fortalecer la prevención en la región. Los talleres, liderados por los docentes Marina Winter y Sergio Abate, se implementaron en establecimientos educativos del paraje El Juncal, El Dique, El Cóndor y San Javier. En esta última localidad se pintó un mural con consignas preventivas.

 

“La idea fue extender el conocimiento que generamos nosotros, principalmente vinculado a la triquinosis”, indicaron los docentes. Además, comentaron que se hicieron trabajos de concientización para prevenir también la hidatidosis, la leptospirosis y la brucelosis.

 

Los talleres contaron con la participación de estudiantes de la carrera de Ingeniería Agronómica y de la Licenciatura en Ciencias del Ambiente que la Sede Atlántica dicta en Viedma, en el marco del Programa de Trabajo Social (PTS) de la UNRN. Los futuros profesionales colaboraron en la construcción de mensajes y en la preparación del material didáctico.

 

Winter y Abate apuntaron que los talleres se dirigieron a alumnos en edad escolar porque son “multiplicadores del mensaje” en cada familia y, en los adultos, “el mensaje no suele ser eficiente”.

 

 

La transmisión de conocimiento en las escuelas se hizo de manera lúdica. En cuanto a las visitas, los docentes destacaron que sirvieron para cambiar conductas porque “los chicos, luego de los primeros contactos, volvieron con dudas y preguntas, contaron la experiencia negativa que atravesó algún familiar con una de estas enfermedades, y aprendieron con el calendario que la desparasitación de perros es cada 45 días y que, además, la vacunación contra la rabia es gratuita”.

 

Por su parte, el estudiante de Ambiente Pablo Ulrich resaltó que los docentes de las escuelas se mostraron “receptivos a la forma de intervenir en las aulas, ayudando en las acciones y resolviendo ellos mismos sus dudas sobre los aspectos tratados”.

 

Para Pablo, de los escolares se obtuvo la mejor parte de la experiencia: “los niños y adolescentes participaron de las planificaciones, ya sea jugando con los materiales elaborados como observando, a ojo o con ayuda de microscopios, la existencia de los diversos vectores de las enfermedades y completando las consignas señaladas”.


Por su parte, la docente de la Escuela Primaria Nª 3 de San Javier, Verónica Freyre puso de manifiesto que “el trabajo fue muy interesante desde su didáctica expositiva y el empleo de un soporte gráfico visual, actividad que mantuvo a todos los grupos de alumnos interesados interactuando con los expositores, ansiosos por participar y dar ejemplos que conocían, así como también consultaron inquietudes”.

 

La docente hizo referencia a la predisposición de la escuela para desarrollar la actividad con grupos de alumnos y explicó que, como se vino trabajando desde otros años, “no era un tema totalmente nuevo para los chicos sino algo ya conocido que sirvió para ampliar y afianzar conocimientos”.

Sobre las enfermedades zoonóticas

 



La trichinellosis o triquinosis se adquiere por consumo de carne, mayoritariamente de cerdo, infectada con estadios larvales del parásito. Sin embargo, la infección también ha sido hallada en animales silvestres como el peludo, jabalí y puma.

 

Los casos de hidatidosis surgen mayoritariamente durante la edad escolar debido al estrecho contacto de los más chicos con el suelo y los perros. Estos animales, al estar infectados liberan formas de resistencia a través de la materia fecal. El contacto con el suelo o perros parasitados es la vía directa para la ingesta accidental de huevos. Los registros oficiales muestran que es la zoonosis de mayor prevalencia y la que mayor número de muertes produce cada año en Argentina.

 

La brucelosis es una de las zoonosis bacterianas más difundidas. Es transmitida por diversos animales, principalmente mediante contacto directo con la sangre, la placenta, fetos o secreciones uterinas o por el consumo de productos de origen animal infectados y crudos (especialmente leche y productos lácteos).

 

La leptospirosis es una zoonosis bacteriana que constituye un problema emergente de salud pública. Muchas especies de animales silvestres y domésticos representan el reservorio y la fuente de infección para las personas, principalmente roedores, perros, ganado porcino y bovino. Las bacterias denominadas leptospiras sólo sobreviven en agua y barro, la desecación mata a estas bacterias.

Cómo prevenirlas

Algunas medidas generales que se pueden tomar para evitar las enfermedades zoonóticas:


• Desparasitar correctamente a perros y gatos: cada 45 días o 3 meses de acuerdo al antiparasitario elegido. Consultar con un veterinario.


• Vacunar a nuestras mascotas y animales de producción correctamente. Consultar con un veterinario.


• Lavarnos de modo frecuente las manos con agua y jabón, sobre todo luego de comer, de tocar algún animal y de estar en contacto con el suelo.


• Lavar correctamente las frutas y verduras que serán consumidas sin cocción.


• Cocinar muy bien la carne de cualquier animal antes de consumirla.


• Adquirir chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) sólo en comercios habilitados y verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por fábricas autorizadas.


• Ante la producción de chacinados de forma casera, analizar el animal mediante la técnica Digestión Artificial, recordando que para ello la muestra correcta es la entraña (100 gramos). Es importante individualizar el animal del cual proviene la muestra. Recordar que la salazón y el ahumado no matan los parásitos.


• Alimentar adecuadamente los animales de producción, especialmente porcinos, evitando que ingieran basura y restos de alimentos. Cercar bien los corrales evitando la presencia de otros animales, especialmente roedores.


• Usar indumentaria de protección (guantes, lentes, mameluco o ropa de trabajo) al trabajar con animales y realizar faenas domiciliares.


• Lavar muy bien los utensilios (cuchillos, chairas y tablas de cortar carne) con agua que tenga 20 gotas de lavandina por cada litro, y luego enjuagar bien con agua caliente y detergente. No usar una tabla o un cuchillo para cortar pan o preparar ensalada sin limpiar bien en caso de que haya sido usada previamente para cortar carne de jabalí en estado crudo.


• Eliminar de forma correcta los residuos y evitar la acumulación de agua.

Comentarios

Video del día