Un profesional de Capital Federal y especialistas locales realizaron una compleja intervención quirúrgica en el hospital local. Días antes, se había efectuado otra complicada operación y se prevé una más la próxima semana.
Tamaño letra:

 

“Su vida ha sido un absoluto silencio y de golpe va a empezar a escuchar, lo cual es una cosa bastante impresionante”, así relató José Luis Rovasio el resultado de una inédita operación en el hospital Artémides Zatti de Viedma.

 

Un niño de tres años que nació sordo, esta semana fue intervenido quirúrgicamente en el hospital local y dentro de un mes podrá escuchar por primera vez la voz de su madre, de su padre, del río, de todo lo que hay alrededor.

 

El niño fue asistido por un profesional de Capital Federal, el médico local Francisco Gabilondo y el equipo del quirófano del Zatti. Juntos, le realizaron un implante coclear, que consiste en la colocación de un pequeño aparato dentro del hueso mastoide, situado detrás del oído.

 

El mismo consta de un micrófono sobre la piel que se conecta con el nervio auditivo y va captando los ruidos del ambiente.

 

El director del hospital Zatti, indicó que la cirugía fue de alta complejidad, ya que es la primera vez que se realiza en la región y “ahora viene la mejor parte, dentro de un mes más o menos, a ese chico se le va a proceder a hacer el encendido del aparato, una vez que la herida esté cicatrizada y todo esté bien”.

 

El responsable del nosocomio expresó que el cuerpo médico tiene mucha ansiedad respecto a la evolución de la operación y sobre todo por las primeras reacciones del chico.

 

Aún así, esta no fue la única operación de alta dificultad en el centro de salud ubicado en la calle Rivadavia. El viernes 21 de abril, la cirujana Iris Garcés y profesionales de Capital Federal llevaron a cabo una reconstrucción mamaria a una joven a quien se le había extirpado una mama.

 

Los especialistas injertaron células de una de sus piernas en el seno, uniendo vaso por vaso sanguíneo, en una operación que duró ocho horas y requirió el uso de un microscopio.

 

Además, Rovasio anticipó que la próxima semana se efectuará una compleja intervención a un niño que nació con una parálisis del plexo braquial, que son los nervios que le dan articulación al brazo.

 

Esta reconstrucción estará en manos de doctores de Capital Federal y el neurocirujano viedmense Cristian Cortéz.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas