Se llevaban un equipo de música de una casa, fueron interceptados por la Policía y un delincuente terminó en el hospital tras la huida.
Tamaño letra:


Cerca de las 10 de la mañana de este sábado, un delincuente ingresó a una vivienda de la calle Irigoyen de Viedma y sustrajo un equipo de música, mientras otro ladrón en una moto le hacía de “campana”.


Un vecino alertó la situación al 911, por lo que personal de la Comisaría Primera se hizo presente en el lugar y comenzó una persecución con los dos malhechores. Ambos conducían una moto.


Uno pudo ser interceptado entre las calles Juan María Guido y Rivadavia, a metros del hospital, al tiempo que su acompañante delictivo huyó hacia el barrio Zatti.


Minutos más tarde, se registró un accidente en la calle Juan Bautista Justo y se constató que la motocicleta era la misma que había sido usada en el ilícito.


Por este motivo, el joven que circulaba en el rodado fue derivado al hospital, para someterse a la observación de los médicos locales, con custodia policial.


Desde la Comisaría Primera indicaron que los malvivientes aprovecharon que la casa estaba desocupada y destacaron la comunicación al 911 que permitió frustrar el robo. 

Comentarios

Video del día