Homicidio en el Vivero. El acusado, Víctor Nahuelcura, reconoció el hecho pero no la intención. La sentencia se lee el 4 de septiembre.
Tamaño letra:

Penas de entre 7 y 19 años de prisión pidieron las partes que intervienen en el juicio por el homicidio de Juan Carlos Lamas, en contra del único imputado que tiene la causa Víctor Nahuelcura. 

 

La sentencia, a cargo de los jueces Carlos Reussi, Daniela Zagari y Sandra Filipuzzi, se conocerá el próximo 4 de septiembre a las 12.30.


Tanto la Fscalía como la querella argumentaron a favor de la intencionalidad del hecho, en tanto, la defensa entendió que el acusado no tuvo la voluntad de quitarle la vida a quien consideró un amigo en oportunidad de ofrecer la indagatoria.


El hecho fatal ocurrió en marzo del año pasado, en los talleres ubicados en inmediaciones del Vivero Provincial.


Lamas recibió un disparo en la cabeza y varios días después murió como consecuencia de la gravedad de sus heridas.


El acusado se disculpó ante la familia por lo sucedido. Aseguró que ese día estaba bajo los efectos del alcohol, y que no controlaba sus actos.


Esa fue la base del alegato de la defensa que ayer, pidió la pena de 7 años de cárcel, al encuadrar el suceso en los alcances del “homicidio culposo”.

 

Sin embargo, para la familia esto no ocurrió y su asesor legal pidió 19 años de cárcel, al entender la existencia del “dolo”.


El fiscal también entendió todo lo contrario a la defensa: Hernán Trejo requirió la pena de 16 años de prisión para un hombre por considerarlo autor del homicidio agravado de Juan Carlos Lamas, ocurrido en marzo de 2016 en un predio de talleres estatales ubicados sobre la ex Ruta 3. Además acusó al imputado por portación ilegal de arma de fuego.


Según el representante del Ministerio Público Fiscal, “tres testigos explicaron claramente y aportaron elementos y datos que sostienen la teoría del caso de la Fiscalía”. Diversa evidencia científica avanza en igual sentido.


“El propio imputado reconoció que disparó y está comprobado que la muerte de Lamas fue producto de ese disparo, efectuado por una persona que comprendía lo que sucedió. El arma fue secuestrada en cercanías de la zona en la que el acusado fue aprehendido cuando intentaba escapar; todos ellos son elementos que acreditan su autoría”, explicó Trejo.


La pericia psiquiátrica agregó- corrobora que el imputado ‘comprendía la criminalidad de sus actos. Está probado cuál fue el lugar en donde sucedieron los hechos, que en él había alcohol en cantidad, que el disparo fue a corta distancia. Los presentes en el encuentro le advirtieron al acusado que podía escaparse un tiro del arma con la cual jugaba, pero no les hizo caso y siguió blandiéndola”.

 

La acusación
Se le atribuye a Nahuelcura haber disparado con un arma de fuego, cuya portación era sin la debida autorización legal, contra Juan Carlos Lamas, con intención de darle muerte. Como consecuencia de su accionar, Lamas falleció en el hospital local días más tarde.

Comentarios

Video del día