Así lo expresó la madre de Atahualpa Martínez, en relación al inicio de un sumario contra los camaristas Carlos Reussi y Daniela Zágari.
Tamaño letra:

 

Julieta Vinaya, madre de Atahualpa Martínez, el joven asesinado en junio de 2008, habló en Selfie por Radio Noticias sobre el inicio de un sumario contra los encargados de iniciar la investigación del crimen.


Cabe recordar que el entonces juez de Instrucción Carlos Reussi, ahora camarista, y la entonces fiscal Daniela Zágari -también camarista en la actualidad-, deben responder a los requerimientos de la investigación interna reclamada desde hace años por la familia de Ata.


Vinaya expresó en relación al proceso de sumarios, que "es como una caricia al alma, después de tantas luchas, de tantos años, ahora vamos a cumplir nueve años".


En este sentido, añadió que "uno por ahí lo último que pierde es la esperanza, ya en algún momento uno como que había bajado los brazos, se había entregado, yo por lo menos me había entregado, decía 'ya está, está todo perdido', no creía en el Poder Judicial, no creía en la fiscal, no creía en el abogado que nos representaba en su momento, que era Diego Sacchetti, en la Policía no creía, estaba descreída de todo. Y eso también hizo que de alguna manera me fuera muriendo, porque en realidad ahí se descompensó más mi estado de salud".


La madre del joven asesinado, sostuvo que fue fundamental el apoyo de otras madres de víctimas de crímenes, debido a que ellas "hicieron que una siguiera en pie una vez más".


Respecto al procedimiento de Reussi y Zágari, remarcó que "ellos tendrían que haber actuado ante un asesinato, no se comete todos los días un asesinato, hay reglas que se tienen que hacer, como por ejemplo vallar el lugar, resguardar ese lugar, el fiscal tendría que haber estado ahí en el momento, el juez, y ellos no estuvieron".


En esa línea, relató también que "había un ADN, que se secuestra una campera en uno de los domicilios, se hacen los análisis correspondientes y encuentran sangre de Atahualpa, eso fue en el 2008. Ella, ya en diciembre de 2008, la fiscal lo tenía en su escritorio, a nosotros como familiares nos dice cuatro años después".


Añadió que "en ese momento se perdieron momentos valiosos, pruebas, porque si hubiera estado esa campera, se hubieran hecho pericias específicas, se hubiera hecho esa línea de investigación pero no se hizo. Se hace cuatro años después".


"Ellos a lo que juegan es a desgastar a la familia, han pasado nueve años y con esto nosotros todavía no hemos empezado a hacer nuestro duelo. Sin embargo, siempre hubo familiares que nos mantuvieron, la comunidad que también nos apoyó mucho y nos sigue apoyando, acompañando, todo esto ha hecho que podamos tener hoy este resultado", finalizó Vinaya. 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas