El empresario que estaba teniendo conversaciones con el intendente Foulkes dijo que hace un año y medio que no se volvió a tocar el tema. Había mucha ilusión por parte de los residentes de la villa balnearia.
Tamaño letra:

 

Muchas expectativas se habían generado en torno a la posibilidad de montar una estructura para cargar combustibles en el balneario El Cóndor, tras conversaciones entre el empresario Alberto Pozzo Ardizzi y el intendente viedmense José Foulkes.

 

Sin embargo, el mismo empresario dijo en los micrófonos de Radio Noticias que hace un año y medio que no volvieron a charlar sobre este asunto.

 

Las declaraciones llaman la atención porque el propio subsecretario de Turismo de Viedma, Gustavo Malek indicó a Noticias que el tema no se había enfriado e iban a haber novedades en el corto plazo.

 

Pozzo Ardizzi le señaló a este medio: “Hemos estado charlando hace más de un año con José Luis Foulkes para ver si podíamos poner una especie de estación de servicio empaquetada medio prefabricada, que permita vender dos productos al menos, con todos los sistemas de resguardo tanto de la naturaleza como de la seguridad de cada uno de nosotros y del cliente. Pero no hemos avanzado en la conversación porque iba en función de algunas tierras que nos iban a dar”.


Asimismo, marcó: “Seguramente cuando haya novedades desde el Municipio me pueden llamar y nosotros estamos interesados en esta posibilidad, podemos dar alguna salida a esa demanda muy importante para el verano”.

 

Más allá de la buena voluntad del empresario local, sólo puede planificar algún tipo de estructura si le ceden un terreno.

 

Al respecto, explicó: “Es fundamental que por lo menos en diciembre, enero y febrero y noviembre incluso, podamos tener abastecido El Cóndor. Ya hay mucha gente que vive en El Cóndor, comienza a ser un lugar que puede llegar a necesitar combustible, en realidad lo necesita, lo que tiene que haber es una rentabilidad porque vos no podés tener todo un año una estructura solamente para dos o tres meses”.


Esbozó del mismo modo que si no hay mucha demanda de combustibles del ciudadano de a pie también pueden suministrarse naftas a los privados que realizan labores en la zona balnearia: “Por ahí podría haber una combinación entre el público y el privado y tratar de evaluar. Se pueden canalizar a través de ese lugar algunos consumos que por ahí se están realizando acá en Viedma o en Patagones, que le dé un poco de rentabilidad a la cosa”.

Comentarios

Video del día

Lo + Leído