La central obrera de la zona atlántica emitió un documento rechazando las políticas que lleva adelante el gobierno nacional de Mauricio Macri.
Tamaño letra:

Con la firma de los dos secretario generales, Oscar Zapata y Gabriel Garnica, la CGT Zona Atlántica emitió un comunicado de prensa ratificando su rechazo a las políticas del Gobierno Nacional.

 

Rechazo

 

En el escrito dado a conocer en las últimas horas expresaron: "La CGT Zona Atlántica ratifica el rechazó al rumbo del gobierno nacional, preocupada por las consecuencias sociales que sus medidas generan en las familias de los trabajadores y que repercuten en el conjunto de la sociedad.

 

A esta altura de la gestión de Cambiemos, queda claro que no existe un plan de gobierno que nos asegure que estamos en el camino correcto. En ese sentido el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional pone en riesgo conceptos básicos para nosotros: como la independencia económica, la soberanía política y la justicia social.

 

El gobierno nacional convoca al diálogo de la representación de los trabajadores en un clima de extorsión motorizado por los medios de comunicación afines. En ese marco se pretende mostrar la protesta social como un intento desestabilizador, cuando sólo se trata de plantear la disconformidad con los errores cometidos por “el mejor equipo económico de los últimos 50 años”, que intentan convencernos de que estos errores lo tenemos que pagar los trabajadores.

 

Macri y su gabinete de gobierno, sus amigos empresarios, sus aliados políticos de Cambiemos y algunos circunstanciales de la oposición “responsable”, priorizan sus intereses personales y de grupo por sobre los de la inmensa mayoría de los argentinos.

 

Este gobierno logró acuerdos importantes pero ninguno para beneficio de los trabajadores. Acordaron con el FMI, con los fondos buitres, con las ART a favor de la patronal, el pacto fiscal en perjuicio de las provincias, y el peor de todos: un acuerdo para perjudicar a los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH. Ahora pretenden llevar adelante una reforma laboral en claro perjuicio de los que trabajan, acompañado del perverso achique del Estado en todos los órdenes, obligando a la adhesión de las provincias y municipios.

 

A diario nos encontramos con familias que padecen la falta de empleo, la pérdida de ingresos y la imposibilidad de darle de comer a sus hijos. El hambre y la pobreza traen desesperación y tristeza en nuestro pueblo como no veíamos desde hace muchos años. En ese contexto, los dirigentes gremiales no podemos ser indiferentes, porque son nuestros compañeros los que están sufriendo las medidas de un gobierno insensible e indiferente ante el dolor que causa.

 

En función de lo expuesto, adherimos a lo que resuelva la conducción nacional de la CGT y estamos predispuestos y preparados para acompañar cualquier plan de lucha que se considere necesario instrumentar. El momento requiere de nuestro mayor compromiso, ya que de esta situación penosa para nuestro pueblo sólo saldremos con la unidad de los trabajadores".

 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas