Alcanzó mayoría especial. Pero podría vetarla para dejar un mensaje político. Sesión caliente y polémica en el Concejo Deliberante.
Tamaño letra:

El Poder Ejecutivo Municipal analiza la posibilidad de vetar una nueva norma aprobada por el Concejo Deliberante, que no cuenta con el aval del intendente Foulkes y de sus colaboradores.


Se trata de la ordenanza que autoriza la reducción del tamaño de los lotes que están bajo la modalidad de “consorcios parcelarios”.


La iniciativa fue presentada sobre tablas en las última sesión, sin dictamen de comisión y sin chance de alcanzar acuerdos para aprobar un proyecto consensuado.


Desde la Municipalidad confirmaron que el veto es una opción, aunque primero analizarán pormenorizadamente la ordenanza, ya que según indicaron, hubieron modificaciones que no fueron notificadas.


De todas formas, el Ejecutivo es conciente que el veto no alcanza, en principio, para evitar que la norma se promulgue.


Esto se debe a que cuenta con el aval de la totalidad del arco opositor, es decir, seis votos, lo que equivale a la mayoría especial que la Carta Orgánica requiere para rechazar vetos generales o parciales.


Con este panorama, y atento a que se había avanzado en el tratamiento del proyecto de manera conjunta, se prevé que el veto sea solo de algunos artículos, con el objetivo de introducir modificaciones que sean aprobadas en la próxima sesión del Concejo, prevista para el 5 de enero.


La norma permite la reducción de lotes lindantes a la línea de ribera, que actualmente cuentan con una superficie de 1800 presos cuadrados, a 900 metros; y los lotes no ribereños, que en la actualidad cuentan con un tamaño de 1200 metros, a 600 metros.


El objetivo es permitir la venta de estos lotes a precios más alcanzables, procurando además generar la construcción de viviendas y el aumento de la mano de obra.


También se autoriza la creación en otras zona de Viedma de barrios privados.


El proyecto fue presentado y defendido por la concejal del Frente par la Victoria Silbana Cullumilla, y apoyado por desarrolladores y por la Uocra.

 

Molinari
Molinari cuestionó que el proyecto haya sido presentado sobre tablas, sin dictamen de comisión y sin consenso general, a sabiendas que se estaba en la búsqueda de "las coincidencias que permitan que la norma a aprobar favorezca al conjunto de la sociedad y no a un reducido grupo que se enriquecerá con el proyecto".


"Quedó en evidencia una vez más el discurso populista y kirchnerista en el Concejo Deliberante, utilizando la necesidad de los sectores más vulnerables para enriquecer a los que ya son ricos, y además amigos de ellos", denunció.


Agregó: “Se jactan de pretender aumentar de esta manera la mano de obra para beneficiar a un sector muy castigado como es el de la construcción, pero son los que después contratan a esos mismos obreros en negro, hechos que además fueron denunciados por la propia Uocra”.

 

Dijo: “Lamentamos que la actitud mezquina de algunos concejales que pretenden revalidar los aspectos más cuestionables del kirchnerismo, como la utilización de las personas para beneficio personal, haya primado en este parlamento”.
 

Comentarios

Video del día