El titular del DPA desestimó los análisis que realizó Prefectura, dado que se hizo luego de una lluvia y debieron hacerse otros cuatro exámenes para determinar el valor guía de las aguas.
Tamaño letra:


Fernado Curetti, titular del Departamento Provincial de Aguas de Río Negro, habló en Selfie por Radio Noticias sobre el estado del río Negro tras un relevamiento de Prefectura Naval Argentina que expuso la presencia de altos índices de líquidos cloacales. 

 

En tal sentido, expresó "Básicamente lo que nosotros estamos afirmando es que nunca hemos tenido inconvenientes en esta zona del río, siempre se han habilitado los sectores que se definen como aptos para balnearios por los municipios. Siempre hemos hecho los monitoreos y siempre han dado buenos resultados. Nosotros en este momento estamos preparándonos para la próxima campaña y justamente ahí es donde difiere nuestro análisis con el que hace Prefectura".

 

Curetti remarcó "Hay un error conceptual en el análisis que hace Prefectura por dos cuestiones. Una es por el momento en el que se hace, que se hizo después de una lluvia, por lo tanto todo lo que hay en la ciudad va a parar al río por el tipo de lavado de las calles, ya sean cuestiones orgánicas, basura, un montón de cuestiones que van a parar al río por una cuestión, digamos, ya de costumbre, de dejar la basura en cualquier lado o sacar a pasear al perro a la calle y no juntar los excrementos. Todo eso va a parar al río, por eso siempre decimos que el tema del cuidado del medioambiente es una construcción colectiva".

 

En ese orden comentó que los valores arrojados por Prefectura fueron elevados por el estado del río luego de las precipitaciones.

 

A su vez, Curetti cuestionó que "cuando Prefectura en su conclusión afirma que ese valor -obtenido por una muestra- supera al valor medio, el valor guía propuesto mejor dicho, ahí también cometen un error porque con el valor guía no alcanza un solo estudio para establecer cuál es el límite para decir si un balneario es apto o no. Se hace un muestreo, que se hace según una norma canadiense que se adoptó desde la Autoridad de Cuencas como propuesta para el río Negro y esa norma establece, que por lo menos, hay que hacer en un lapso de 30 días cinco muestreos, como mínimo. Entonces, la media de esos cinco muestreos es lo que no debe superar el valor guía propuesto".

 

El responsable del DPA explicó "Una cosa es sacar una foto y otra cosa es tener una película completa, los valores pueden dar distinto en función del día, en función de la condición, hay un montón de cuestiones y de factores que inciden. Nosotros lo que hacemos, nuestra metodología implica que nosotros arrancamos en noviembre a hacer los muestreos, a los 30 días ya tenemos los resultados y luego esos muestreos se continúan durante todo el verano para ver si hay alguna incidencia o alguna variación".

 

"Siempre estamos en contacto con el Municipio para ir informándole cuál es la situación, hasta ahora y entendemos que esto va a seguir así, porque el río realmente tiene una condición fabulosa, en esta zona nunca hemos tenido ningún tipo de inconveniente", resaltó.
 

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas