La concejala  Rousiot y el diputado Doñate fueron a las instalaciones del centro, en el marco del reclamo de los kits Qunita.
Tamaño letra:

 

La concejala del Frente para la Victoria, Evelyn Rousiot, y el diputado nacional del mismo espacio, Martín Doñate visitaron las instalaciones del Centro de Atención a la Adolescente Embarazada y Madre –CADEM- en el marco del reclamo para la entrega de los kits Qunita.


La coordinadora del centro, Maris Donadío, definió a la situación social actual de las madres adolescentes como “de absoluta indefensión y desprotección por parte del Estado”.


En este sentido, explicó “Desde el CADEM continuamos atendiendo a las cuestiones de control de salud, nutrición, educación y salud reproductiva, brindamos cursos de pre y post parto e intentamos brindar conocimientos que puedan derivar en una salida laboral para las mamás. Sin embargo, el servicio que se brindaba a través de la entrega de los Qunita ha desaparecido y no ha sido reemplazado por otro programa”.

 

Al respecto, Doñate realizó recientemente un pedido al ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, quien es responsable de los 60 mil archivados, para que estos sean entregados a las familias rionegrinas.
 

Doñate expuso “El año 2015, fue el de mayor aplicación del programa Qunita y resultó el año de menor tasa de mortalidad infantil. No entregar estos kits, pagar 770.000 pesos mensuales en su archivo solo para mantenerlos inutilizados frente a tanta necesidad no refleja más que odio de clase”.


En tanto que el bloque de ediles del Frente para la Victoria de Viedma presentó una comunicación al Ministerio de Salud de la Nación para que se tomen acciones en cuanto al pedido de entrega de los kits Qunita, solicitud que será también respaldada por la organización del CADEM.


Rousiot remarcó “El gobierno nacional busca instalar la idea que los Qunita son peligrosos y que esa es la razón por la que no los entregan cuando todas las evidencias indican lo contrario y no existen casos presentados en que se haya dado un solo caso de muerte infantil por utilización de estos kits. Estamos ante un caso claro de revanchismo, las mamás en situación de vulnerabilidad social tienen derecho a brindarle cosas de calidad a sus hijos recién nacidos”.


Entre sus beneficios, el programa Qunita preveía la entrega de kits que contenían una cuna de madera, ropa y artículos de higiene para la mamá y el recién nacido, un termómetro, bolso, juguetes, libro de cuentos y una guía de cuidados para la mamá y el bebé.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas