Así lo manifestó Jezabel Tussy, miembro del Colectivo de Trans de Viedma, respecto a la homofobia que continúa existiendo a nivel institucional.
Tamaño letra:

 

Jezabel Tussy, integrante del Colectivo de Trans de Viedma, dialogó en Selfie por Radio Noticias sobre el encuentro que se desarrolló este miércoles con motivo de un nuevo aniversario de la sanción de la ley 26.743.


La norma establece en sus fundamentos que las personas trans tienen el derecho de inscribirse en sus documentos personales con el nombre y el género de elección y ordena que todos los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio, lo que garantiza una cobertura de las prácticas en todo el sistema de salud, tanto público como privado.


Tussy expresó en relación a este tema, que a pesar de que hoy existe esa legislación "hay un fantasma en las instituciones, que se llama homofobia, quizás por ahí desapareció un poco la discriminación de persona a persona, eso de insultar en la calle y esas cosas, es como que la sociedad ha cambiado un poco. Pero sí existe a nivel institucional como el síndrome de la jauría, se juntan entre todos y es como que hay como un ruido, eso es más que nada lo que tratamos de puntualizar en el día de ayer".


En este marco, comentó que esta situación se traduce en la falta de igualdad en materia laboral y social, por lo que se mostró esperanzada con la continuidad de las luchas, para que "la generación que viene no tenga que pasar por estas cosas que ya pasamos nosotras, que ya somos grandes, ya estamos como media curtidas".


Tussy destacó que en esta fecha se congregaron para "reivindicar todo lo que está sucediendo y la idea es que se escuchen las chicas, porque una de las cosas muy importantes, por ejemplo, es que el año pasado se hizo una presentación en el Concejo Deliberante sobre el cupo laboral trans".


Agregó que las personas trans tienen mucha dificultad a la hora de conseguir un trabajo y ejemplificó que "yo tengo un trabajo porque entré de varón a la institución policial, pero si tuviera que entrar hoy como soy una mujer trans, no sé si me tomarían en la escuela de la Policía".


En ese sentido, relató "Hay una estigmatización con respecto al género, un algo que es muy doloroso y hoy mis compañeras no tienen cómo sobrevivir, ni tampoco lo da el Estado, ya que le quitó el único sustento que tenían, que era el trabajo sexual, antes por lo menos había un carnet sanitario donde se controlaba. Ahora tampoco se le da bolilla al cupo laboral trans, que ni siquiera tendría que ser cupo laboral trans, porque mis compañeras no son discapacitadas, somos personas como cualquier otra persona, con elecciones diferentes".


Sobre el cupo trans, Tussy manifestó que todavía necesita el tratamiento de la Legislatura y tienen conocimiento de que se aplicó en otras provincias y se avanzó un poco en la cuestión, pero "en Río Negro precisamente no se ve eso, casualmente no se ve, entonces queremos que sea algo federal, algo que se dé en todos los lugares. Más que nada, conseguir todas estas cosas por los niños, que no sufran toda esta marginación social que sufrimos nosotras que ya somos grandes". 

Video del día

Noticias Relacionadas